Música

XTC: POP SIN PARANGÓN


Por Pablo Cordero / @sugarskull12

La arcaica palabra inglesa “Nonesuch” puede traducirse como “ideal” o “sin igual”. Si bien Andy Partridge obtuvo el título del 12º trabajo de XTC, NONSVCH, de un palacio inglés del siglo XVI cuyo dibujo adorna la portada, la palabra resulta una fiel descripción de la música contenida en el disco, obra madura y refinada de uno de los más grandes exponentes del pop británico en la historia.

En 1992, año en el cual fue publicado NONSVCH, XTC vivía el mejor momento crítico y comercial de su carrera. Los discos Skylarking y Oranges & Lemons les habían permitido acceder de manera triunfal al mercado estadounidense, logro doblemente notable si tomamos en cuenta que el patológico miedo escénico de Andy Partridge les había impedido presentarse en concierto desde 1983. Arropados por el público y las revistas especializadas, llegaron a la grabación de NONSVCH esperando que se tratara del disco que los convertiría de manera definitiva en estrellas. En lugar de esto, fue el disco que casi los destruyó; las tensiones entre Partridge y el productor Gus Dudgeon hicieron de la grabación una pesadilla prolongada, y el comportamiento poco ético de su sello discográfico Virgin Records se hizo evidente tras el lanzamiento del disco, sumiendo a la banda en un largo proceso legal que les alejaría del mundo de la música durante una década.

 

Video oficial de “The Ballad of Peter Pumpkinhead”

 

Pese a las tormentosas circunstancias que le rodean, NONSVCH es un trabajo sereno, idílico en su atmósfera. Habiendo dejado atrás los ritmos febriles y nerviosos de sus primeros discos, NONSVCH ofrece dieciocho exuberantes temas de melodioso pop británico heredero de The Beatles. “The Ballad of Peter Pumpkinhead”, “Dear Madam Barnum”, “The Disappointed”, “Rook” y “Then She Appeared” son apenas cinco ejemplos de la maestría de Partridge como compositor, mientras que el bajista Colin Moulding, como en todos los discos de la banda, firma un número reducido de temas que redondean el disco con su peculiar perspectiva (“My Bird Performs” es el más logrado). La producción de los temas alcanza un nivel de pulimento casi sobrehumano, el cual resulta aún más impresionante en la recién publicada edición de lujo, remezclada por Steven Wilson (Porcupine Tree), con el mismo cuidado y atención al detalle con el que ha manejado recientes reediciones de discos de King Crimson, Jethro Tull y Yes.

 

Video oficial de “The Disappointed”

 

La edición incluye abundante material extra. Además de mezclas en sonido 5.1, podemos escuchar demos caseros de Andy Partridge y Colin Moulding que exhiben su grado de perfeccionismo; sus maquetas suenan más completas y mejor producidas que los discos terminados de muchos.

Perfecto y atemporal, NONSVCH permite revivir el punto álgido de una banda única, subrayando cuánta falta hace una agrupación de su calibre en el panorama actual de la música pop.