Música

UNCLE TUPELO: EL SUEÑO AMERICANO


Por Pablo Cordero / @sugarskull12

En el sticker que adorna la portada de la recién publicada edición de lujo de No Depression, disco debut de Uncle Tupelo, se le describe como “a milestone in American rock”. Puede sonar exagerado, pero el disco sin duda fue un hito; Uncle Tupelo reivindicaron la tradición musical folk y country norteamericana dentro de un contexto punk-rock, en un momento (1990) en que este tipo de híbridos musicales resultaban mucho menos comunes de lo que son en la actualidad.

Tan importante fue la banda integrada por Jeff Tweedy, Jay Farrar y Mike Heidorn para la naciente escena alt-country/Americana que el título de No Depression (a su vez tomado de una maravillosa canción de The Carter Family, cuyas referencias a la Gran Depresión económica en Norteamérica son reinterpretadas en este disco desde una perspectiva personal y emocional) sería adoptado en 1995 por una revista que se convertiría en la publicación más importante del subgénero.

 

“Graveyard Shift”, en vivo en 1989

 

No hace falta más que escuchar los primeros diez segundos del disco (que presentan el extraordinario riff de guitarra de la potente “Graveyard Shift”, repleto de ágiles hammer-ons) para saber que estamos frente a un disco que ha alcanzado de manera merecida el estatus de clásico. Combinando la energía de un trío básico de rock con las desaliñadas y despreocupadas armonías vocales de Farrar y Tweedy, las canciones en No Depression van desde los adrenalínicos ritmos derivados del hard rock en “Outdone”, “Factory Belt” y “Before I Break” hasta la bucólica atmósfera acústica de “No Depression”, desde el festivo rock campirano de “That Year” y “I Got Drunk” hasta preciosas baladas decoradas por etéreas steel guitars como “Whiskey Bottle”. Farrar y Tweedy cantan textos directos, sin adornos, cuya temática gira en torno a la clase obrera de Estados Unidos.

 

“Whiskey Bottle”, sexto tema del disco

 

La edición de lujo incluye un segundo disco con demos de casi todos los temas, algunos de los cuales datan de 1987. Aunque la crudeza y la baja fidelidad resultan cualidades positivas dentro del estilo musical que practica Uncle Tupelo, ninguno de estos demos supera la calidad de las versiones registradas en estudio.

Tras editar cuatro discos de estudio, Uncle Tupelo se desintegraría, víctima de las crecientes tensiones entre Farrar y Tweedy, dos cantautores demasiado talentosos y arrogantes para sentirse cómodos compartiendo los reflectores. Después de su separación, Farrar fundaría a los estimables Son Volt a fin de dar salida a su talento, mientras que Tweedy se convertiría en el líder de la que hoy es una de las bandas más interesantes y respetadas del rock norteamericano; Wilco. Sin embargo, No Depression probablemente seguirá siendo el trabajo más relevante e influyente (aunque no sea necesariamente el mejor) en la carrera musical de ambos hombres.