Música

06 | Comebacks/Parte I


Por Pablo Cordero / @sugarskull12 | Agosto, 2014 

En el mundo de la música pop, los artistas suelen entrar en un ciclo constante de giras y grabaciones por el miedo a ser olvidados por el fugaz gusto del público. Es raro que un artista vuelva a los escenarios después de una pausa mayor a cinco años, y más raro aún que lo hagan con un trabajo a la altura de sus mejores obras. A continuación, seis discos que cumplieron con esta difícil meta.

01—Television—Television (1992)

Marquee Moon, el primer disco del grupo más poético y evocativo de la escena punk neoyorquina, aparece en nuestra lista de los mejores discos debut de la historia, y este disco homónimo, grabado tras un silencio de 14 años, es un ejemplo de cómo regresar del olvido sin perder la dignidad y la mística. El diálogo entre las guitarras de Tom Verlaine y Richard Lloyd es tan mágico aquí como en cualquiera de sus anteriores grabaciones.

“Call Mr. Lee”.

02—Scott Walker—Tilt (1995)

La carrera de Walker es única; de ser un ídolo juvenil en la década de los sesenta, llegó a convertirse en una de las figuras más oscuras y misteriosas de la música de vanguardia. El punto clave en esta transformación es Tilt, fascinante e impenetrable obra que, once años después de su anterior disco, Climate of Hunter, llevó a Walker por los terrenos del rock industrial y la música contemporánea de concierto. Walker tardaría once años más en volver a grabar, por lo que The Drift (2006) podría aparecer también en esta lista.

“Farmer In The City”.

03—Bob Dylan—Time Out of Mind (1997)

Antes de la aparición de este disco, Dylan era visto como una reliquia del pasado, respetable pero sin nada nuevo que ofrecer. De la mano del productor Daniel Lanois, grabó este disco doble, ofreciendo una visión atmosférica y personal de la tradición musical norteamericana, que confirma su estatus como uno de los autores esenciales de la música del último siglo.

“Love Sick”.

 04—Wire—Send (2003)

Las figuras del post-punk británico regresaron, tras 13 años de silencio, con el disco más furioso y agresivo de toda su carrera, repleto de guitarras distorsionadas y ritmos febriles.

“In the Art of Stopping”.

05—Morrisey—You Are The Quarry (2004)

Los siete años que separan a Maladjusted (1997) de este disco no parecen una cantidad excesiva de tiempo, pero los problemas legales y de salud sufridos por el ídolo de Manchester en este periodo, aunados a la falta de apoyo de su casa disquera, llevaron a muchos a pensar que estaba acabado. Cuando por fin apareció, el sublime You Are The Quarry disipó las dudas, convirtiéndose en uno de sus discos más exitosos crítica y comercialmente.

“Irish Blood, English Heart”.

06—Kate Bush—Aerial (2005)

La enigmática diva británica regresó de una pausa de 12 años con un disco doble repleto de melodías etéreas y letras de temática inusual, iniciando una emocionante segunda etapa en su carrera.

“King of the Mountain”.