Arte

¿Quién fue Frei Otto?


Por GASTV | Marzo, 2015

Frei Otto (Alemania, 1925) fue un arquitecto de amplia trayectoria, que innovó en la construcción ligera y tenso estructuras. Después de un largo periodo de enfermedad, falleció el pasado lunes 9 de marzo, antes de ser premiado como el arquitecto ganador del Premio Pritzker en su más reciente edición. Su fallecimiento lo convirtió en el primer arquitecto reconocido de manera póstuma.

La arquitectura de Otto puede definirse como anarquía poética o deliberada liviandad, estilo que se oponía a las construcciones monumentales de los nazis y que determinó su visión para diseñar. En este periodo de postguerra, Otto se caracterizó por sus construcciones lúdicas, edificaciones que en medio del desastre parecían sueños y utopías que anunciaban un futuro mejor.

Frei Otto, contaba que vio en una burbuja de jabón una forma de inspiración, ligera, fantástica. Esta experiencia, que parece muy simple, lo condujo a la construcción edificaciones con una estructuras parecidas, pero sobre todo simbólicamente llenaban de esperanza la sociedad alemana lastimada por el poder y las armas. Esto se observa en el Estadio Olímpico de Múnich (1972), un proyecto que parece imposible de edificar, pero que gracias a la creatividad del arquitecto, las estructuras fueron posibles de realizar.

Sin embargo, desde años anteriores, Otto ya tenía esa visión ligera de la arquitectura, pues para el Pabellón de Alemania Federal (1967) de la exposición Universal en Montreal diseñó un techo flotante, que como carpa de circo, protegía de forma innovadora las piezas artísticas de los alemanes.

Lo mismo se puede observar en el Avario para el Zoológico de Munich (1979), estructura que fue más allá de todos los límites naturales de la zona, y que a través del diseño, conjugó los elementos necesarios para llenar el espacio de armonía y reflexión.

Toda la visión y capacidad arquitectónica que tuvo Otto a lo largo de su trayectoria, lo hizo merecedor del Premio Pritzker 2015, el máximo reconocimiento en arquitectura. Este premio se entrega anualmente a un arquitecto vivo, que con su talento, haya contribuido al enriquecimiento de la humanidad; es el caso de Frei Otto, quien nos hizo soñar con utopías y buebujas de jabón.

Foto: Milimet.