Otras disciplinas

Proyecto de la semana: tp Pencil Holder de Aleksandar Dimitrov


Por Victor Méndez / @vichoamino

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El diseñador francés Aleksandar Dimitrov presentó un proyecto que atrajo distintas opiniones en el blog de diseño Dezeen, donde se publicó en días pasados. La mayoría de los comentarios no fueron favorables, sin embargo, hay que detenernos a analizar qué hace que este trabajo genere tanta polémica.

El proyecto: un accesorio impreso en 3D que sirve como base para cualquier tubo de cartón de papel higiénico y que permite utilizar éste como contenedor para plumas, lápices, colores y demás. La base se imprime con un diámetro de entre 36 y 39 mm., esta circunferencia es más ancha que la del tubo para crear una base estable. Además, presenta una rejilla para evitar que los objetos se caigan y cuenta con tres pequeñas puntas que hacen contacto con la pared del cilindro, esto permite la unión entre ambos objetos.

El diseño se presenta de forma simple. Dimitrov mantiene el color café del rollo de papel, sin embargo, da la oportunidad al usuario de personalizarlo.

A simple vista y con sólo ver las imágenes, es un proyecto que genera una mala impresión. Y pienso que tiene que ver con su estética, ya que conserva las características del cartón. Recuerda un poco a estos objetos de decoración, poco utilitarios, que en nuestra infancia hicimos en la escuela.

Pero habrá que ver a tp Pencil Holder desde la perspectiva de su accesorio y cómo está hecho. Se ha llegado a un punto en que cualquiera puede comprar una impresora 3D y hacer lo que necesite o desee. Incluso hay proyectos open source donde se comparte la planimetría para replicarlo.

¿Realmente necesitamos esto?, ¿está aquí el diseño? El rollo bien puede contener los lápices sin la base. Creo que no es un proyecto acertado; y es que es cierto, el accesorio es innecesario. Sin embargo, tp Pencil Holder, y otros de los proyectos del diseñador francés, ofrecen la posibilidad de reactivar y readaptar lo que ya existe a nuevos usos. Y de esto se vale la impresión 3D, construir cualquier cosa sin mucha complicación. En definitiva no es un objeto que necesitemos y mucho menos que queramos, pero es su esencia lo que hace determinar la gran oferta que tiene esta herramienta, que poco a poco es más accesible y más barata.

La polémica seguirá y seguramente será un proyecto fallido, pero de esto también se nutre el diseño. Ustedes qué opinan; comenten en el foro de facebook abajo y compartan.