Arte

Opinión | James Elkins visita el MUAC


Por Sandra Sánchez / @phiopsia | Septiembre, 2014

¿Quién educa a los críticos de arte? Regresemos. Del 16 al 18 de julio se llevó a cabo el primer Coloquio Iberoamericano de Crítica de Arte (CICA) en la ciudad de México. El balance general consiste en opiniones diversas sobre el papel de la crítica, su importancia como medio de legitimación de las obras y su relación con el periodismo cultural en las redes sociales. Sin embargo, poco se habló sobre la tradición de la propia crítica de arte en Latinoamérica; como si nadie hubiera escrito en un tiempo anterior a los años noventa.

Conocer el pasado no necesariamente nos lleva a un futuro mejor, lo cual no significa que debamos ignorarlo. En disciplinas como el arte y la filosofía, las nuevas propuestas constantemente conversan con su tradición, trayéndola al presente y modificando la forma en la que se estudia. Así podemos ver la importancia que tuvo Cézanne para Picasso o la influencia de la Bauhaus en el diseño industrial contemporáneo. Ver a Picasso desde Cézanne no sólo explica su obra, sino que ayuda a entender a Cézanne mismo. Lo mismo debería suceder con la crítica, no hay un comienzo desde cero, el cuestionamiento que tenían los franceses contra los ingleses en el siglo XIX sobre una forma de hacer crítica enfocada en la forma poética para los primeros, o en análisis analíticos para los segundos, sigue presente: ¿contamos nuestra experiencia estética o lo contenido en la propia obra de arte?

Dentro de los esfuerzos por reflexionar y conocer la tradición de la crítica se encuentra el seminario de Crítica de Arte impartido desde hace tres semestres por el Dr. Daniel Montero, dentro del programa académico Campus Expandido del Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC). El seminario, planeado con una duración tres años, recorre los orígenes de la crítica desde Clement Greenberg y llega, este semestre, a una reflexión sobre la crítica de arte en latinoamérica. En la primera mitad del siglo pasado, el grupo de intelectuales “Los Hiperiones” reflexionaron sobre el ser del mexicano, anunciando la tarea doble para el pensador latinoamericano que tiene como responsabilidad conocer la tradición eurocéntrica y la tradición propia.

Hacer crítica de arte es establecer formas de pensar la historia. Lo sucedido allá y lo que nos sucede aquí. El orden a partir del cual se analiza un hecho artístico o un movimiento amplia la literatura sobre su pasado y nos permite entender cómo vamos concibiendo la historia en el presente. Hoy en día no sólo hablamos de hechos históricos, nuestras herramientas de análisis nos permiten reflexionar sobre historia social, micro historia, historia oral, etc. En un intento por establecer un diálogo sobre lo sucedido en Latinoamérica y los marcos de pensamiento sobre el arte y la historia, el seminario Introducción a la crítica de arte latinoamericano convoca a la comunidad a un diálogo con James Elkins quién impartirá la conferencia Thoughts on the Globalization of Art History, Theory and Criticism.

Doctor en Historia del Arte, Elkins ha enfocado su trabajo en temas como la historia y la teoría de las imágenes, los sistemas de escritura y la arqueología de las obras de arte. También tiene un libro dedicado a la crítica, Art Critiques: A guide. La conferencia se centrará en la relación de la teoría y la crítica con la globalización: ¿Cuáles son nuestros márgenes de conocimiento? ¿Cómo hacer una crítica que puede tener un lector local y un lector del otro lado del mundo? ¿Quién legitima la escritura?

La plática se llevará a cabo el miércoles 17 de septiembre en la Sala de Conferencias del MUAC, de 2 a 4 pm. La entrada es libre y el cupo es limitado a 70 personas. Próximamente presentaremos una relatoría sobre lo sucedido en la conferencia y distintas pautas para seguir discutiendo sobre la crítica de arte en nuestro continente.