Arte

Opinión | Colectivo Panal


Por Andrea García Cuevas / @androclesgc | Enero, 2015

La arquitectura no sólo se construye con concreto, varilla y cemento; no es solamente soluciones formales o diseños estéticos. La arquitectura es, principalmente, un espacio de experiencias. Un espacio que se puede habitar, leer, reconfigurar, transmitir. Y sus principales protagonistas: las personas. Así lo entiende el Colectivo Panal, un proyecto definido por su lema: “Arquitectura para todos”.

Panal no es sobre arquitectura, se trata de gente. Fue fundado en 2012 por Addi Gutiérrez (1990), Selene Patlán (1989) y Yesica Santiago (1988), después de observar una tendencia en las dinámicas que se establecen con los espacios arquitectónicos y que, en consecuencia, afectan el concepto de la arquitectura en general.  A saber, una relación mediada por factores socioeconómicos. De acuerdo con las integrantes, la mayoría de la gente cree que “sólo quienes pueden pagarlo, pueden tener derecho [o acceso] a la arquitectura y el diseño”.

Este contexto definió sus objetivos. Las tres jóvenes arquitectas decidieron emprender una iniciativa basada en pequeñas acciones, para intervenir en la narrativa de lo cotidiano. Su práctica no se define por resultados finales sino por el desarrollo de procesos. Así, trasladan la disciplina a una zona de intercambio en diferentes niveles, ya sea para fomentar la lectura o apropiarse del espacio público.

En 2013 formaron parte de «Guerrereando» en la ciudad de Pachuca, Hidalgo. Se trató de un evento que buscaba incentivar la cultura del peatón y las caminatas urbanas a través de intervenciones públicas. Panal propuso pequeños estantes efímeros cargados con libros, que invitaba a la gente a intercambiar publicaciones y recorrer la ciudad. Más tarde, la idea de un trueque de libros la trasladaron al proyecto #RegalaUnMomento, donde invitaron al Laboratorio de Arquitectura Básica para ocupar la Plaza Santa Veracruz, en el Centro Histórico de la ciudad de México, con una librería diseñada con cajas de madera.

#RegalaUnMomento también contó con la participación de otros arquitectos que se apropiaron de diferentes plazas de la zona Centro, con el objetivo de activar lo público del espacio. Entre ellos, 3ARch con Espacio NO espacio y Bulao en la Plaza Gante, mientras que Panal creó la dinámica de Avioncitos mensajeros.

Uno de los principales proyectos de este trío es su propuesta para el Parking Day México, que convoca a artistas, diseñadores, peatones y activistas para trabajar en equipo y transformar, por un día, la zona destinada a un lugar de estacionamiento. Así, Panal convirtió esa área en una sala de lectura a nivel de calle, construida con elementos mínimos. Con tan sólo dos superficies y algunas tablas de madera, crearon dos asientos públicos que, en sus respaldos, contenían libros. Dispuestas una frente a otra, las dos estructuras rompieron la cotidianidad ordinaria de un lugar de estacionamiento y trazaron un punto de encuentro.

Colectivo Panal continúa desarrollando proyectos y asegura: “tenemos la convicción de seguir trabajando para que nuestro lema sea una realidad”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.