Arte

Opinión | Carol Rama en el MACBA


Por Sandra Sánchez / @phiopsia | Diciembre, 2014

El nexo que une al cuerpo y a lo femenino representa una de las más grandes revoluciones del siglo XX. Desde el Renacimiento encontramos varias representaciones de este binomio, sin embargo, la mujer es fuente de virginidad o fuente de una sensualidad específica: el cuerpo desnudo que satisface las fantasías de un hombre. Basta recordar la Venus de Urbino de Tiziano, La fornarina de Rafael, o  Te aa no areois de Gaugin. El giro que trae el siglo XX está ligado a la emancipación femenina, la mujer se da a sí misma la posibilidad de ser artista y trabajar lo que para ella significa su propio cuerpo, el cuerpo del otro y la sexualidad. Tal es el caso de Carol Rama (Italia, 1918).

Las representaciones de Rama tienen como eje el cuerpo femenino, que lejos de ser contemplado, se centra en un decir específico que va de la mutilación al deseo, de la violencia a indagar qué implica tener un órgano sexual u otro. El color es un elemento clave en su obra, pues focaliza con colores fauvistas la boca, el sexo, los pezones.  Todas estas exploraciones, siempre pertinentes para repensar el rol del cuerpo en la sociedad, pertenecen a un contexto social específico: el fascismo de Mussolini. La primera exposición de la artista, en 1945, fue censurada por el estado. Lejos estamos de los tiempos de censura sexual, la literatura erótica ha dejado de ser un género porque tiene la libertad de aparecer en cualquier sitio; sin embargo, ¿qué tanto ha cambiado el rol?… lo que una mujer debe representar para un hombre, la forma en que debe comportarse, la construcción de su cuerpo como objeto de deseo ante el otro masculino. En esa fisura es donde encuentro el trabajo actual de Rama.

El Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA) y el  Musée d’art moderne de la Ville de Paris (MAMVP) han organizado una exposición de la artista, bajo la curaduría de Teresa Grandas y Beatriz Preciado. El discurso curatorial se centra en la obra de Rama como un “anti-archivo” que permite contrastar su gramática con otras representaciones de la sexualidad en los movimientos avant-garde del siglo XX. Con esta exposición se sigue afirmando la línea de investigación del museo: las relaciones entre arte y política que han influido a Iberoamérica. Celebramos este esfuerzo, haciendo hincapié en que el arte sirve para conocer la historia, tanto social como individual: ¿qué le dice a usted la obra de Rama? ¿cómo configura su cuerpo y ante quién? Respuestas que llevan a reflexionar sobre nuestras relaciones interpersonales en un contexto donde el papel de lo femenino sigue sobre la mesa.

The Passion According to Carol Rama puede visitarse hasta el 22 de febrero de 2015 en el MACBA.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.