Arte

Opinión | Big Maze


Por Juan Manuel Luna Cuandón / @jmlcuandon | Agosto, 2014 

El más reciente diseño de BIG (Bjarke Ingels Group), es un laberinto hecho de madera dentro del El Museo Nacional de la Construcción (NBM). Se trata de una planta de 18 x 18 mts. y este espacio bastó para ser  un diseño singular, vanguardista y atractivo como los que caracterizan al estudio danés. Este concepto se basa en los laberintos y jardines europeos de los siglos XVI y XVII.

A través del tiempo, el laberinto ha simbolizado un viaje, sabiduría e incluso hasta un reto que debe superar el viajero para llegar a un fin establecido. Bjarke Ingels y su equipo identificaron las cualidades de los laberintos y decidieron invertirlas. En un laberinto común mientras más inmerso te encuentras es más confuso y difícil encontrar la salida, por esta razón decidieron que, mientras más se penetra a la instalación, es más claro el panorama y la extensión visual, y apostaron más por una experiencia que un reto.

El punto más alto del laberinto alcanza poco más de 5 mts, sus paredes de madera contrachapada de abedul, descienden de manera ordenada y clara hacia el centro, una vez que el visitante se encuentra en el núcleo de la instalación puede apreciar el diseño en general del laberinto y así descifrar la salida.

Es claro que la arquitectura influye en nuestras vidas e impacta de manera psicológica de manera muy importante, bien lo decía el famoso fotógrafo de arquitectura Julius Shulman: “cada parte de la vida de una persona está basada en una presencia arquitectónica”. Por ejemplo, el hospital en el que nacemos hasta el lugar donde trabajamos o vivimos, haciendo gala a la frase de Shulman, hace unos días el gran laberinto de BIG se convirtió en escenario de una de las decisiones y experiencias más importantes para la vida de cualquier persona, hubo una propuesta de matrimonio en el centro del laberinto, convirtiéndose en una anécdota interesante para la pareja, el museo y también para el estudio de arquitectura, inclusive se pedía información para encontrar a las personas que protagonizaron tan romántica escena.

El montaje de esta instalación precede a la exposición de BIG que tendrá lugar en el mismo museo, donde se expondrá el trabajo del estudio mediante láminas y maquetas suspendidas en el aire enmarcadas por los grandes arcos del edificio, el laberinto se encuentra abierto desde el 4 de julio hasta el 1 de septiembre del 2014.