Otras disciplinas

Opinión | Behavioral Nudge: tecnología y sociedad.


Por Victor Méndez @vichoamino | Septiembre, 2014

Hace unos meses el portal de información PSFK, dedicado al diseño y tecnología, publicó Behavioral Nudge, un informe en el que se expone una tendencia latente en el comportamiento que la sociedad tiene frente a los dispositivos inteligentes, y que sigue creciendo a medida que la tecnología avanza.

La doctora en filosofía e ingeniera en el User Experience Ethnographic Research Lab de Intel, Maria Bezaitis, participó en este reporte y explica esta tendencia de consumo que habla de los productos y servicios que pretenden impactar positivamente en las actividades diarias que realizamos: distintas aplicaciones y sensores integrados en los nuevos aparatos ayudan a construir una rutina mucho más saludable, con metas a cumplir en un corto plazo, a través de monitoreo y recordatorios continuos. A continuación este análisis.

01— Dispositivos sociales

La tecnología nunca podrá igualar el comportamiento humano, pero sí podrá ajustarse a él. Aun cuando aquella se ha personalizado, debería ser incluyente con los demás, ya que las relaciones sociales son parte importante en la vida diaria. El compartir información con otros, a partir de lo que el sensor recoge, puede dar un carácter social a las aplicaciones. Por ejemplo, lo que hace Nike con su aplicación móvil, que genera una comunidad de corredores.

Bezaitis plantea una pregunta, ¿cómo podría una tostadora compartir información con otros? Suena descabellado, pero la cuestión va en pos de formar una colectividad en la que, a través de la innovación tecnológica, la gente externa sus vivencias alrededor del pan.

02— Dispositivos confiables

Los dispositivos inteligentes sólo se hacen nuestros cuando entendemos cómo ejercer control sobre ellos. Pero al controlar la situación, la interacción se hace más compleja. Entonces se requiere entablar un diálogo más abierto, sin embargo, el usuario demanda entender ciertas cosas que el sistema utiliza, como los datos personales, ¿cómo el sistema sabe lo que sabe? Cuando conocemos a alguien personalmente, confiamos en lo que dice por el simple hecho de comprender cómo está pensando o cómo sus experiencias dan forma a lo que piensa. La confianza se produce por una interacción con el tiempo, sin embargo, aún cuando el tiempo ha pasado, la invasión a la privacidad, presente en cualquier dispositivo, continúa. Es esta la diferencia y el gran hueco que la tecnología tiene hoy en día: cuando hay una ausencia de la comprensión, es más difícil confiar. Por ello se busca en elementos como el diseño del sistema, así como la utilización y cómo se proporciona la información

03— Dispositivos del nuevo futuro

¿La tecnología podría ayudar a hacer cambios positivos para cumplir metas? El verdadero desafío para quienes diseñan la tecnología, es identificar las áreas de oportunidad y crear el marco adecuado para poder cubrir las metas. Cuando la tecnología sea pensada no sólo como un valor incremental, se dará un espacio para el crecimiento. No es la velocidad, la precisión y la conectividad, el futuro de la tecnología inteligente está en el compromiso con otras tecnologías y su profundidad con las relaciones sociales.

Este reporte forma parte del Real World Web que organiza iQ de Intel y el laboratorio de PSFK, que analizó el auge del internet en el uso de las cosas y su impacto en los estilos de vida del consumidor, además de explorar el papel que juega lo tecnológico en los ecosistemas del futuro.