Arte

Opinión | Alvar Aalto en Google Street View


Por Andrea García Cuevas / @androclesgc | Septiembre, 2014

La obra Alvar Aalto ahora podrá ser transitada virtualmente a través de Google Street View. El proyecto se suma a las ambiciones del Instituto Cultural Google por trasladar la experiencia del espacio físico al escenario de la realidad digital, como ha sucedido no sólo con las calles del mundo sino también con el arte (Art Project y Street Art Project), la Historia (exposiciones en línea sobre los momentos más importantes de la historia de la humanidad, de acuerdo con el sitio oficial) y el Patrimonio arquitectónico (World Wonders).

La noticia fue dada a conocer el pasado 25 de agosto por la Fundación Alvar Aalto a través de un comunicado de prensa que informaba sobre el principal objetivo de la colaboración con Google: llevar la arquitectura y el diseño de Aalto a personas de todo el mundo. La misión de la Fundación se mantiene y el discurso es el mismo. “Compartir información sobre Aalto y responder a las necesidades de nuestras diferentes audiencias son [aspectos] fundamentales para nuestro trabajo. Esta colaboración es un paso importante para la Fundación Alvar Aalto hacia una mejor accesibilidad y visibilidad. Queremos ser accesibles para todos aquellos que no tienen la oportunidad de visitar nuestros lugares en persona”, mencionó Tommi Lindh, director de la Fundación.

Entre los espacios que se pueden recorrer se encuentran: la casa Kantola (1937), la Escuela Tehtaanmäki (1938), la Sala Säynätsalo (1951), el Estudio Alvar Aalto (1955), la Casa de la Cultura Kulttuuritalo (1958) —considerada una de las obras más importantes del arquitecto finlandés—, la Iglesia de las Tres Cruces (Komen Ristin Kirkko, 1958) el Museo Alvar Aalto (1966) y el Salón de Finlandia (1971). Además, se podrán ver dos exposiciones en línea: A Stool Makes History, que explora la propuesta de diseño Aalto, y The Restoration of Alvar Aalto Library in Vyborg, que muestra la restauración de dicha biblioteca.

La resolución de las imágenes es impecable, aunque el recorrido —que en términos de avances tecnológico se agradece— aún dista mucho del tránsito que se puede realizar en el espacio físico (algunas piezas no se pueden observar de frente). Cuando el Street Art Project se dio a conocer, cuestionaba en este mismo espacio la experiencia consumista con las imágenes que, a su vez, promueve una relación más pasiva con la cultura visual —aunque en términos oficiales se apunta lo contrario. Si bien el tratamiento de Google con las imágenes de arte y arquitectura no es el mismo, al menos en este proyecto, ¿los recorridos virtuales también intervienen en la experiencia con la arquitectónica?

Frente a la alta resolución de las imágenes, las vistas panorámicas a 360 grados y la ilusión creada por las perspectiva digital, vale la pena preguntar: ¿será que, en realidad, estamos desenfocando los ojos aun cuando parece que observamos con mayor precisión?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.