Otras disciplinas

Losetas inteligentes para iluminar el camino


 

La sustentabilidad está llegando hasta los materiales de construcción para edificios, para decoración de interiores, hasta para alumbrar calles. Uno de esos materiales son las losetas luminosas que ya existen para decorar el hogar y a gran escala se trabaja en proyectos para iluminar calles y ciudades enteras. A continuación te contamos de algunos losetas o baldosas inteligentes, vamos de lo macro a lo micro.

El británico Laurence Kemball-Cook, estudiante de diseño industrial de la Universidad de Loughborough, creó el proyecto baldosas Pavegen que consiste en losetas que se coloca en el suelo y se hunde cinco milímetros para generar 8 vatios de energía con cada pisada gracias a materiales piezoeléctricos.

 

baldosa-led2

 

Las losetas de 45×60 centímetros podrían ser colocadas en una avenida de gran tránsito y servir para prender el alumbrado público, señalizaciones, publicidad, cargar teléfonos móviles o dispositivos de sonido.

Cuando alguien pisa la loseta se enciende una lámpara en el centro del cuadrado y el resto de la energía se almacena en una batería que podría ser usada para prender otros dispositivos. Las losetas Pavegen fueron usadas en el acceso al Parque Olímpico de Londres, donde se capturaron 12 millones de pisadas que produjeron 72 millones de julios, para cargar 10 mil teléfonos móviles en una hora.

 

baldosas led

 

En Londres hay varias escuelas y oficinas que empiezan a probar el sistema para iluminar pasillos, inclusive se usa en la estación de West Ham en Londres.

Aquí un video de cómo funciona.

 

 
Opciones para el hogar

Mientras  esperamos que estos proyectos lleguen a Reforma o Insurgentes, o al Centro Histórico, aquí te presentamos algunas opciones para el hogar.

Losetas LED. Existen en el mercado focos losetas led rectangulares de colores que pueden usarse para iluminar baños, cocinas y pasillos.  Algunos módulos son de un solo color y otros se pueden cambiar de color.

Losetas de gel. Están fabricadas con poliuretano, son blandas, flexibles y sirven para decorar.  La parte posterior de las baldosas es autoadhesiva, lo que significa que se pueden colocar en reiteradas ocasiones según el gusto de los usuarios. Son resistentes al agua y se pueden aplicar sobre cualquier superficie lisa y limpia, como metal, cristal o cerámica esmaltada. Se pueden integrar en suelos, paredes y techos, siempre y cuando se cuente con una instalación de luz.

 

 

– Guadalupe García