Música

LOS CAMPESINOS!: EL TWEE BUSCA MADURAR


 

Por Pablo Cordero / @sugarskull12

Formado en Cardiff, Gales (aunque ninguno de sus integrantes es galés), Los Campesinos! es uno de los nombres de referencia dentro de la escena indie pop mundial. Muchos les ubican dentro del subgénero twee, pop de espíritu delicado y gran riqueza instrumental que tiene en Belle & Sebastian a su máximo exponente. En su más reciente CD, No Blues, Los Campesinos! endurecen y agilizan su sonido (mayor énfasis en las guitarras eléctricas, alejamiento de la instrumentación “de cámara”), temperando su agresividad con una actitud optimista evidente desde el título (No Blues, no tristeza, no depresión). Se trata de un trabajo redondo y agradable cuyo espíritu de renovación, no obstante, les deja en peligro de perder algo del encanto que les hace únicos; aunque las diez canciones que conforman No Blues son variadas, bien estructuradas y excelentemente grabadas, por momentos el disco suena genérico, carente de personalidad.

 

“What Death Leaves Behind”, primer sencillo del disco

 

El disco no carece de destellos de genialidad. Los impelentes sintetizadores de “Cemetery Gaits” recuerdan el espíritu de su mejor y más conocida canción; “You! Me! Dancing!” (2007). “As Lucerne/The Low” crece a partir de su extensa introducción hasta llegar a una combinación atractiva entre centelleantes arpegios de guitarras y una línea de bajo cálida y melódica, que sientan una base para la apasionada voz del cantante Gareth. La belleza de los sintetizadores análogos y las armonías vocales de la breve “The Time Before the Last Time”, por su parte, es elegíaca. Y aunque el sencillo “Avocado, Baby” arranca de una manera poco inspirada, hace combustión durante el puente, en el que una voz grita consignas con el único acompañamiento de la base percusiva, hasta llegar a un clímax de la mano de un coro de voces infantiles.

 

“Avocado, Baby”, segundo sencillo extraído del disco

 

Este tipo de tours de force nos muestran de qué son capaces Los Campesinos! cuando se permiten ir más allá de las limitaciones estructurales de la canción pop de tres minutos y recuerdan su primera (y poco documentada) etapa, cuando tocaban extensas composiciones instrumentales de post-rock con reminiscencias de Mogwai o Godspeed You! Black Emperor.

Aunque No Blues no es un disco plenamente convincente, cuenta con momentos de gran inspiración musical, y el saludable deseo de explorar nuevas vertientes dentro de su sonido nos lleva a pensar que puede haber un gran disco en el futuro de Los Campesinos!