Otras disciplinas

Opinión | Hanger, de Ivan Zhang


Por Victor Méndez  / @vichoamino | Noviembre, 2014

Las dimensiones de los departamentos y las casas se han visto reducidas con el paso de los años. Cada vez se requiere de un espacio más despejado, y al mismo tiempo con el mayor aprovechamiento. Por esto mismo, los armarios y repisas vienen en tamaños más compactos, pero casualmente hay más pertenencias por guardar y el número puede aumentar periódicamente. Entonces se hace conciencia de lo que realmente se almacena. Por tanto, los productos deben responder a necesidades más específicas y pretenden reorganizar lo que ya está hecho.

Qué será mejor, ¿diseñar un armario que potencie el espacio o crear objetos que se adapten a un armario que no resuelve la problemática? Esto parece ser casi una duda existencial, pero una u otra opción dan solución a la necesidad, dependerá de lo que se requiera.

El diseñador Ivan Zhang del estudio alemán A’postrophe Design, observó esta necesidad desde el punto de vista de los objetos y creó un gancho multifuncional para ropa con distintas secciones para colgar más de una prenda, con la ventaja de no tener que quitar el primer elemento para tomar el segundo.

Es común utilizar un gancho para poner dos pantalones o dos camisas, ya que se cuenta con un número limitado de estos accesorios y la ropa es mucha. Pero es incómodo desabotonar la camisa del principio para llegar a la segunda, o descubrir que el pantalón que se busca está hasta abajo sobre tres o cuatro. Zhang diseñó Hanger, que ahorra espacio en el closet y en el gancho, y economiza el número de accesorios, además ayuda a las personas a agilizar la búsqueda y puede funcionar como un vestidor. El diseño se pliega para crear dos conjuntos de brazos. En la parte superior se puede colocar un abrigo y en la parte inferior una camisa. Pero hay otro espacio, cuando ambas secciones se separan y se giran, se forman dos aros por el centro, formando un ocho, para colgar bufandas o corbatas.

Su estructura inteligente es de un plástico elástico que no se deforma con el peso de las prendas, defecto de los ganchos normales de metal y plástico. Se utiliza de manera dinámica e ingeniosa, sin embargo, los pantalones sólo pueden ser colgados en las condiciones normales, ya que una vez que se desdobla no cabe lugar. No es un mal diseño, pero esa opción no está resuelta. Y queda la duda de la capacidad elástica del material, porque parece ser frágil.

El futuro del diseño es aquel que busca incrementar los usos, que se relaciona con otros productos y respeta sus características. Y hasta no usar Hanger no sabremos si resuelve la necesidad o al contrario, sólo es un diseño más con intento fallido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.