Otras disciplinas

Entrevista | Emilio Cabrero


Por Fabritzia Peredo | Agosto, 2015

Recientemente se anunció que la ciudad de México fue una de las dos finalistas para galardonarse como Capital Mundial del Diseño 2018, junto con Curitiba, Brasil. Mientras el ICSID da a conocer el veredicto final en octubre de este año, platicamos con Emilio Cabrero, director de Design Week México, quien presentó la candidatura junto con el gobierno capitalino para promover el diseño como una actividad que fortalece a la ciudad económica, social y culturalmente.

Platícanos cuál fue el motivo para presentar esta candidatura.

Después de tantos años, sentimos que el diseño mexicano está viviendo un momento importante de resurgimiento, y hay un interés del público en general por las cosas que están haciendo los diseñadores y los egresados de diseño de escuelas en toda la República. La línea de investigación empezó en el Museo de Arte Moderno con la exposición Fábrica Mexicana en el 2011 y se abrieron reflexiones sobre el diseño mexicano y lo que había pasado a finales de los 60’s y 70’s.

Cuando empezamos con Design Week pusimos la meta que al cumplir 10 años fuera un hito del desarrollo del proyecto lograr algo importante para nuestra comunidad, porque el objetivo ha sido siempre promover el diseño como una plataforma que genera bienestar (aunque esta palabra pudiera estar relacionada con la demagogia) hay una economía que se puede generar a través de la disciplina.

Por otra parte, somos un país que está muy orgulloso de los logros del pasado (Luis Barragán, Mathias Goeritz, Ramírez Vázquez) pero este tipo de eventos nos da la oportunidad de presentar una cara de México distinta, porque lo que se ve y lo que se escucha internacionalmente tampoco refleja exactamente lo que está pasando aquí. Poner a México como Capital Mundial del Diseño a 50 años exactos de las olimpiadas del 68 es como las nuevas olimpiadas culturales del espacio, porque todo lo que convive en un espacio es para mí diseño. Es una ciudad fascinante, con capacidad de reinventarse, de adaptarse y de innovar.

El World Design Capital es un evento que reúne a expertos internacionales en torno al diseño y la planificación urbana, pero paradójicamente, uno de nuestros mayores retos como ciudad es el control del crecimiento demográfico…

Cuando hablamos de diseño, no sólo hablamos de una pieza hermosa o una silla, sino estamos hablando de diseño para la ciudad y este tipo de iniciativas impulsan proyectos que transforman la experiencia de vida del ciudadano. Un ejemplo es Londres, donde la gente vive en espacios pequeñitos, pero salen y hay un excelente transporte público, grandes parques, museos, etc. y eso es lo que debemos de buscar. Al crear espacios verdes y áreas de esparcimiento incorporadas a través del diseño, cambia la perspectiva de vida del habitante.

¿Qué aspectos crees que nos despunten a ser la Capital Mundial del Diseño 2018 por encima de Curitiba?

Curitiba es una ciudad muy interesante, en los años setenta había 4 metros de áreas verdes por habitante, hoy tiene 50. Hay todo un circuito de parques alrededor que están interconectados, allá se inventó el esquema del metrobus, tienen el programa más avanzado de todo Latinoamérica y uno de los 5 más avanzados del mundo de recolección de basura y clasificación para el reciclaje y creo que tienen un nivel de vida muy alto. Sin embargo, no tiene la conectividad de la ciudad de México, geográficamente no está tan vinculada con el resto del mundo, es una ciudad más reciente, entonces no hay comparación en este sentido.

La diferencia es que la ciudad de México es una verdadera capital mundial, está llena de museos, tiene una propuesta urbana interesante, a través de Design Week se han hecho colaboraciones con el Museo Tamayo, el Museo de Arte Moderno, se busca incluir a Bellas Artes, hay sinergia con escuelas, universidades, diseñadores. Creo que la agenda de la ciudad se puede enriquecer mucho con este tema.

De ser seleccionada, la ciudad de México sería la primera capital del continente americano con este nombramiento. Me imagino que sería un gran compromiso…

Yo creo que sí, pero si podemos hacer eventos como Fórmula 1 por qué no vamos a poder hacer un evento de diseño con los museos, las universidades y la sociedad. La verdad no me preocupa porque tenemos la experiencia de hacer este tipo de eventos internacionales, sólo implica sumarlo a la plataforma existente.

El diseño está sumamente relacionado con la calidad de vida de las personas. ¿Qué proyectos podemos esperar a corto y mediano plazo para trazar un mejor futuro?

Nosotros tenemos una idea conceptual, si ganamos esta candidatura desarrollaremos 5 líneas de comunicación: diseño que refleje el momento que estamos viviendo, diseño que hable de sustentabilidad y remuneración justa, diseño que impacte la calidad de vida de los habitantes, buscar un área de oportunidad específica y tratar de buscar soluciones a través del diseño; y finalmente economía local, cadenas de producción, cruzar procesos y crear cosas que no tengan que venir de fuera, educar al público para que escojan las cosas por su calidad y no por su procedencia.

¿Qué me dices acerca del impulso y apoyo que nuestro gobierno le ofrece a la arquitectura y al diseño hoy en día?

Yo creo que la oportunidad es gigantesca y cada vez hay más interés y apoyo por parte de las instituciones. Estas cosas no pasan de un día al otro; el impulso del arte ya está muy digerido por la sociedad, pero hablar de diseño sigue siendo algo nuevo y en realidad es algo que la gente tendrá que ir conociendo, enseñarle a las personas que también hay una vida, un desarrollo y una carrera a través del diseño. Lo que queremos nosotros es ser pioneros y el día de mañana ser grandes impulsadores de todas estas iniciativas.

Octubre es un mes muy esperado porque se dará a conocer al ganador, pero también es el séptimo año en que se celebra Design Week México. ¿Qué veremos en esta edición?

Vamos a estar contentos pase lo que pase porque estar entre los finalistas ya es haber ganado. Este año tendremos en Design Week como país invitado a Italia con una tradición de diseño enorme. Vienen 7 diseñadores nacidos y nacionalizados italianos que ya están en Chiapas, descubriendo las técnicas de los artesanos y sus tradiciones para generar piezas que rescaten esas cualidades artesanales y los productos locales y tratar de presentarlas de una nueva manera a través de su visión como diseñadores.

Seguiremos con el proyecto de Design House, que este año es un hotel en la colonia San Miguel Chapultepec, tendremos una exposición en la Torre del Reloj, también vamos a tener las piezas de los diseñadores para el Premio Nacional de la Plata, la ruta del diseño, el ciclo de conferencias en los museos con el maestro Pistoletto, Mario Botta, Andreas Kipar, Palomba Serafini, Piero Lissoni, Luca Nichetto, etc., el proyecto del Tamayo del Huerto Urbano con una biblioteca de semillas y finalmente las actividades en la calle de General Ramírez donde está la casa de Luis Barragán. Hay una agenda muy completa.

Foto: GASTV