Música

El cosmos musical de Cosmo Sheldrake


La música no solo tiene que ser un producto grabado en estudios o hecho por músicos profesionales; de hecho, si te paras y te tomas el tiempo para escuchar al rededor, te das cuenta de que estás rodeado constantemente de una banda sonora siempre cambiante y flexible. El músico inglés Cosmo Sheldrake, que empezó a tocar música a los cuatro años y que toma inspiración de diversas tradiciones musicales -las cuales usa en los talleres de improvisación vocal y beatboxing que ofrece en varias escuelas inglesas cuando no está tocando con su banda, Gentle Mystics, o cuando lo hace solo- lo sabe más que nadie.

 

Sheldrake viajó a Bulgaria para participar en el festival de música «Meadows in the Mountains«. Durante sus tiempos libres, decidió explorar los sonidos del país y grabar una nueva canción. Como se ve en el video, el multi-instrumentista (que toca banjo, bases de loops, piano, contrabajo, batería, didgeridoo, flauta metálica irlandesa y tuba, entre otros instrumentos) empezó a grabar puertas cerrándose de golpe, caminatas de los caballos locales y pasos de gente a quien conoció durante sus viajes por el país.

cosmo-sheldrake-website-gallery-8

El cineasta Ruben Woodin, quien grabó el video de las exploraciones sónicas y geográficas de Sheldrake, dijo, «Cuando Cosmo recibió la oferta de tocar en Bulgaria, pensamos que era la oportunidad ideal para grabar sonido y video en el rústico mundo balcánico. Esta vez, tuvimos más tiempo y él quería incorporar elementos locales en su canción para desarrollar aún más sus ideas de relaciones sónicas entre especies. Coleccionamos audio y video de perros rabiosos, pipas oxidadas y erizos para que él pudiera usar dichas grabaciones en su mezcla. Era una manera fascinante de interactuar con e interpretar un sitio. La gente local estaba entusiasmada y confundida por nuestro proyecto.»

 

– Grace Remington