Arte

Casa Caja, por S-AR stación-Arquitectura


Por Andrea García Cuevas / @androclesgc

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El despacho regio S-AR stación-Arquitectura ha trabajado durante más de seis años en proyectos de vivienda social a través de su plataforma Comunidad Vivex. Su objetivo es el desarrollo de propuestas que beneficien a familias de escasos o medios recursos, mientras que su trabajo se define por cinco premisas clave: establecer dinámicas de colaboración entre las familias y el equipo de construcción, el uso de elementos económicos y sustentables, la incorporación de estrategias de bajo impacto ambiental, el aprovechamiento de recursos naturales y el respeto de los marcos legales.

Casa Caja es el proyecto más reciente de S-AR para Comunidad Vivex. Se trata de un prototipo de vivienda social con una estructura definida pero capaz de modificarse en términos tipológicos de acuerdo con las necesidades de sus habitantes. Está diseñada como un sistema de cajas para ser emplazadas sobre un terreno suburbano. La primera caja se puede colocar a la mitad del terreno, de tal manera que el espacio lateral dé forma a un patio que permita la entrada de luz y ventilación natural al interior de la casa. El espacio de la caja 1 está —idealmente— destinado a las actividades de carácter social, por lo que se pueden posicionar una sala y el comedor, así como una cocina. La disposición de la sala y la cocina pueden ser temporales ya que su mobiliario puede colocarse dentro de la zona libre que se crea debajo de la escalera.

Por su parte, la segunda caja está configurada como un nivel superior para albergar los espacios privados: sala de estar y dos habitaciones. Uno de sus lados cuenta con un sistema de puertas independientes que permiten regular la privacidad, la iluminación y la ventilación de las habitaciones. Finalmente, una tercera caja al interior contiene las instalaciones hidrosanitarias, eléctricas y las escaleras.

Uno de los aspectos más interesantes de Casa Caja es que se trata de un vivienda permanente y al mismo tiempo un prototipo. La estructura central de bloques geométricos está definida, sin embargo su diseño se puede ajustar a las necesidades y/o gustos de sus futuros habitantes. De esta forma, S-Ar logra involucrar a las familias en las diferentes fases del proyecto y en la toma de decisiones. Así, bajo un esquema colaborativo, la vivienda social abandona su carácter de espacio impersonal y definido exclusivamente por la voluntad arquitectónica.