Música

ARTO LINDSAY: LAS DOS CARAS DE UN GENIO


Por Pablo Cordero / @sugarskull12

Nacido en Richmond, Virginia y criado en Brasil, Arto Lindsay es una de las figuras realmente únicas e inimitables de la música de nuestros tiempos. Su carrera inició a finales de los años setenta al frente de la mejor banda de la fugaz e influyente escena no wave neoyorquina, DNA, trio presidido por los aullidos estrangulados de Lindsay y su brutal manera de tocar la guitarra eléctrica. Su presencia en las grabaciones de bandas de vanguardia como los Lounge Lizards de John Lurie, los Golden Palominos de Anton Fier y Locus Solus de John Zorn demuestran que durante un periodo Lindsay fue el guitarrista de noise más solicitado en el downtown neoyorquino, pero buscando evitar encasillarse, el siguiente proyecto de Lindsay fue Ambitious Lovers, grupo que sin abandonar del todo la atonalidad, incorporó elementos de synth-pop ochentero así como ritmos de samba y bossa nova que acompañaron a Lindsay en su niñez en el país amazónico.

Su carrera como solista exhibe el sincretismo de todos elementos, que le han permitido convertirse en una figura respetada e influyente pese a no haber alcanzado un gran éxito comercial. A la par de proyectos difíciles y vanguardistas (como su residencia en la galería mexicana kurimanzutto, durante la cual grabó un disco inspirado por la obra del compositor experimental Conlon Nancarrow), Lindsay ha grabado también discos de pop de tintes brasileños, sensuales y bellamente producidos.

 

Lindsay durante su residencia en México.

El doble CD retrospectivo Encyclopedia of Arto realiza un exitoso resumen de las diversas facetas del genial músico. El primer CD comprende una recopilación de cortes extraídos de los discos grabados por Arto entre 1996 y 2004. El sofisticado pop de estos temas suena tan adelantado a su tiempo que resulta inevitable pensar que sus discos habrían sido mucho más exitosos de editarse ahora, lo cual hace que esta recopilación resulte particularmente relevante.

Entre los momentos más notables de la recopilación hallamos la candorosa dulzura de “Simply Are” e “Illuminated”, la fascinante fricción entre los exuberantes arreglos de cuerdas y la filosa guitarra de Lindsay en “The Prize”, los polirritmos electroacústicos de “Complicity” y el exotismo tropical de “Kind of Bill” y “Combustivel”.

Lindsay en concierto.

Aunque impecable, este primer disco no revela sino una cara del artista, por lo que el segundo disco, grabado en vivo, ofrece un contraste radical que hace de Encyclopedia of Arto un documento fascinante. Este disco, grabado en dos conciertos en Alemania, exhibe a un Arto Lindsay desnudo, acompañando su voz solamente con el inaudito sonido de su guitarra de doce cuerdas. En las manos de Lindsay, la guitarra se convierte en una fuente de tonalidades inusitadas; en un momento la emplea como un instrumento de percusión metálico para después dejar caer densos clústeres de notas disonantes que abandonan por completo cualquier concepto convencional de armonía.

Pero si la ejecución guitarrística de Lindsay es extraordinaria, lo que hace realmente fascinante esta grabación en vivo es el contraste entre el abrasivo fondo instrumental y la voz aguda y limpia de Lindsay, que hace que todas las piezas mantengan la estructura de una canción por muy radicales que resulten musicalmente. Aunque este disco incluye muchos covers (“Erotic City”, de Prince, “Simply Beautiful” de Al Green, “Maneiras” de Zeca Pagodinho, “O Mais Belo dos Belos” de Daniela Mercury, “Estação derradeira” de Chico Buarque), Lindsay las hace totalmente suyas con su estilo heterodoxo.

Encyclopedia of Arto es la mejor introducción posible a la obra de uno de los autores esenciales de nuestros tiempos. Muy recomendable.