archivo

Archivos desclosetados: Posicionamiento curatorial, por Nina Hoechtl y Naomi Rincón Gallardo


Por Nina Hoechtl y Naomi Rincón Gallardo

México D.F., a 11 de agosto 2015

Al público en general:

 Ante las controversias surgidas recientemente en las redes sociales, las curadoras de la exposición “ARCHIVOS DESCLOSETADOS”, Nina Hoechtl y Naomi Rincón Gallardo hacemos de su conocimiento lo siguiente:

1) La curaduría y todos los contenidos de la exposición fueron acordados y aprobados por Salvador Irys, director de Altarte A.C. y Festival Internacional por la diversidad Sexual (FIDS), desde la planeación, investigación y el desarrollo hasta la inauguración de la muestra. Lo anterior puede corroborarse por medio de la carta compromiso suscrita por el MUCh, Altarte A.C y las curadoras, así como por la carta aval firmada por el titular de Altarte A.C. Los avances que desembocaron en la muestra se reportaron semanalmente a partir del 1ro de junio del 2015, tanto al MUCh como a Salvador Irys en persona, quienes los aprobaron en su totalidad y en todo momento.

2) El manejo, asignación y aplicación del presupuesto compete única y exclusivamente al MUCh, y no a las curadoras.

3) Las curadoras y el equipo hemos sido objeto de difamación y hostigamiento en redes sociales y medios electrónicos. Manifestamos abiertamente nuestro rechazo a este y cualquier otro modo de intimidación.

4) La defensa de la libertad de expresión es un requisito indispensable en nuestra sociedad siempre y cuando no se use como excusa para ejercer la intimidación, el hostigamiento y la difamación.

5) El equipo curatorial y su equipo de investigación refrenda su respaldo y agradecimiento a todos los participantes que con sus materiales de archivo y colecciones hicieron posible esta muestra.

Archivos desclosetados: Posicionamiento curatorial

El reino de la sexualidad posee también su propia política interna, sus propias desigualdades y sus formas de opresión específicas. Al igual que ocurre con otros aspectos de la conducta humana, las formas institucionales concretas de la sexualidad en cualquier momento y lugar son producto de la actividad humana. Están, por tanto, imbuidas de los conflictos de interés y de la maniobra política, tanto de los deliberados como los inconscientes. En este sentido, el sexo siempre es político, pero hay periodos históricos en los que la sexualidad es más intensamente contestada y más abiertamente politizada. En tales períodos, el dominio de la vida erótica es, de hecho, renegociado.

Gayle Rubin, 1989

Más allá de la curaduría individual

La autoría de proyectos curatoriales tiende a ser de un solo individuo, es el modo más común y el punto de partida de la mayoría de las propuestas: el concepto, el planteamiento, o la idea viene de un autor. Más allá de la investigación y práctica individual, la curaduría en nuestro caso es una actividad descentralizada, en otras palabras, la curaduría incluye la coordinación y la toma de decisiones a lo largo de muchos procedimientos que abarcan el rango desde la investigación hasta la producción de la exposición misma. En este sentido, entendemos esta curaduría como un proceso de investigación en colectivo: se trata de escuchar, ver y poner en relación las cualidades visuales y materiales inherentes a esas formas de investigación que se basan en, o se desarrollan a través de prácticas culturales y/o artísticas. El concepto curatorial (1) tanto como la muestra misma, en términos generales, consiste en un mapeo a través de revisiones de colecciones y archivos tanto públicos como privados, entrevistas e investigaciones de campo (2), centrado en el D.F., cuyos ejes temáticos son: 1) lugares de encuentro/antros 2) activismos 3) prostéticos culturales.

Prácticas culturales hechas en colectivo

En lugar de exhibir obras de arte (en un entendimiento tradicional) producidas por artistas individuales, nos interesaba mostrar prácticas culturales producidas en su mayoría colectivamente, que no caben fácilmente en un discurso disciplinario del arte, ni de la historia del arte, ni de la historia de la homosexualidad en México, entre otros. Partiendo de la postura de que la noción del arte, de la homosexualidad etcétera. y su(s) historia(s), no son universales, ni neutrales, así como tampoco son homogéneas sus apreciaciones estéticas, nos dedicamos a conformar un marco de investigación donde lo supuestamente “normal”, lo ya conocido (y reconocido), y lo ya visto del discurso artístico y/o homosexual hegemónico diera paso a otras posibilidades, huellas y espectros. Prácticas culturales que dejan, y rastrean, diferentes huellas y espectros en los procesos de acción colectiva, en la politización tanto como en la cooptación de los discursos y prácticas de la diversidad sexual por el neoliberalismo.

Con estas posturas, propósitos y ejes temáticos, nos acercamos a diferentes personas que han recopilado materiales que fueron producidos por distintas colectividades en diferentes momentos, tanto para acompañar como para difundir varios movimientos, lugares y sexualidades diversas y disidentes, además del fondo recientemente hecho público, el Fondo I. CAMENA UACM (3).

El giro archivístico 

Al inicio de los años 90 el giro archivístico se volvió un lugar común para entender al archivo como algo que de ninguna manera está obligado a su definición tradicional como un depósito de documentos (4). El giro archivístico, como la teórica cultural y feminista Kate Eichhorn señala, “trata tanto de apuntalar el legado de una generación más joven y honrar a los ancianos, como de imaginar y trabajar para construir posibles mundos en el presente y para el futuro,”(5) y pregunta “ […] ¿en qué medida el giro archivístico puede ser relevante para entender el terreno actual de la política y la identidad?”(6) Y, ¿en qué medida los actos de difamación y hostigamiento desatados a raíz de la exhibición de amplios materiales archivísticos nos pueden ayudar a analizar y señalar con más precisión y puntualidad los ejercicios de poder y territorialidad? (7)

La mayoría de los materiales relacionados con las movilizaciones sexo-políticas, así como la memorabilia y otros impresos relacionados con los lugares de encuentro, se pueden ver gracias al enorme esfuerzo personal de distintos sujetos para recopilarlos, organizarlos y preservarlos. La propuesta curatorial en este sentido, contribuye a la visibilización de materiales de archivo que no son fácilmente accesibles debido a que muchos de ellos se encuentran en espacios privados, o bien en colecciones personales guardadas en el clóset. Otros, son accesibles a través de digitalizaciones que no siempre cuentan con la mejor calidad para su reproducción.

En el caso de los prostéticos como dildos, máscaras, entre otros, generaciones más jóvenes proponen prácticas sexuales y géneros no esencializantes, participando de la creación de nichos de consumo para la diversidad sexual. En su Manifiesto contrasexual el filósofo queer Paul B. Preciado propone el dildo como un cambio de perspectiva en el cual la prótesis enfatiza la necesidad de pensar el cuerpo y el sexo como tecnologías (8). El cuerpo se entiende entonces como un «archivo político de lenguajes y técnicas» (9) en el cual se puede intervenir para experimentar, cuestionar, gozar y disfrutar.

Los fragmentos coexisten 

La historiadora feminista y chicana Emma Pérez nos advierte que no cree en un principio, un medio y un fin de la historia:

«No atribuyo a una temporalidad lineal como el único medio de hablar y escribir la historia. Sé que los fragmentos coexisten, y quiero ceder un poco de orden a estas cosas, estos fragmentos. Los historiadores están atrapados por las trampas de la cronología –los significados impuestos de linealidad, pero creo que un orden consciente, auto-reflexivo, al menos reconoce que los significados son tan subjetivos como los eventos elegidos para ser narrados cronológicamente. También estoy ansiosa por rastrear las transformaciones a través de siglos o décadas, mientras que el cambio, que es el proyecto del historiador, no será tan evidente» (10).

El mapeo surge de la necesidad de mostrar y narrar no cronológica, sino poli-temporalmente los tres ejes de trabajo definidos —activismos, lugares de encuentro, prostéticos culturales— permitiendo percepciones y narraciones no de una totalidad, sino de transformaciones, continuidades, discontinuidades y parcialidades. Además, como la teórica feminista de educación Nelly Stromquist señala: “El mapeo, al obligarnos a pensar en términos de entidades discretas que ocupan espacios concretos, nos hace conscientes de los espacios que habitamos y las posiciones que tomamos con respecto a los demás.”(11) En estos espacios, las identidades se construyen en referencia a una comunidad: pertenecer a una comunidad nos vincula tanto con los muertos como con los que no han nacido. Sin embargo las identidades tienen múltiples expresiones y son relacionales. La pertenencia a una comunidad involucra cierto grado de alienación. Mientras más se define monolíticamente una comunidad identitaria, se vuelve más excluyente a las diferencias.

Esta muestra desafía la presuposición de la existencia de La Comunidad LGBTTTI como homogénea y consensuada, y apuesta por la pluralidad de posicionamientos, la porosidad de las memorias, la multiplicidad de voces y los recuentos que hacen explícita su imposibilidad de ser comprehensivos. Más bien “trata de interactuar con las inconsistencias, contradicciones, diferencias inasimilables, resistencias, ausencias y deseos para mostrar las complejidades de prácticas sexo-políticas entre épocas y generaciones.”(12) Con la cita de Stromquist en mente nos preguntamos, ¿qué espacios habitan estas presencias identitarias diversas? Y, ¿qué posiciones toman con respecto a los demás?

Tanto en el texto de sala como en el montaje mismo, hemos hecho explícito a través de la metáfora de una discoball que el mapeo no pretende abarcar la totalidad, sino que logra apenas “alumbrar algunas presencias tanto como dejar en la oscuridad otros materiales, memorias y prácticas.”(13) En lugar de contribuir a la tendencia de visibilizar a un individuo ejemplar en la tradición del culto al personaje, optamos por mostrar materiales que muestren colectividades conformadas también por nombres que no logramos reconocer como los obligatorios en La Historia, ampliando los rangos y grados de visibilización. En vez de subrayar y reiterar la importancia de José María Covarrubias, quien fundó el Círculo Cultural Gay junto con su entonces pareja Jorge Fitchl, tomamos la decisión de exhibir reproducciones de los carteles del FIDS que se encuentran en el Archivo Histórico y Fanzinoteca del Museo Universitario del Chopo. A través de estos carteles podemos rastrear el esfuerzo tanto de Covarrubias como el de la gente que lo rodeo, así como plantear un rastreo de las transformaciones de la Semana Cultural Gay desde su inicio en 1982.

Una invitación a futuros esfuerzos

Existen muchas maneras diferentes de visibilización, así como existen muchas formas de ver y mirar, muchas maneras de nombrar, de luchar, de tener sexo, de lidiar, investigar, presentar, mostrar, de construir sentido: y de hacer una curaduría. La propuesta curatorial y la exhibición misma son también una invitación a futuros esfuerzos para recopilar, investigar, cuestionar, visibilizar y exhibir, que expandan tanto las prácticas culturales como las acciones colectivas. Es propio de cada proceso de investigación y exhibición estar rodeado de selecciones, parcialidades y olvidos. La exhibición no pretende dar respuestas a las preguntas que hacemos en el texto de sala, sino que los materiales exhibidos nos impulsen a pensar: “¿Cómo fue que llegamos a hacer vivibles, pensables y deseables las subjetividades contemporáneas disponibles en ese terreno ambiguo que llamamos diversidad sexual? ¿Qué dolores, sudores, pérdidas, gozos, rupturas, vergüenzas, clandestinidades, aburrimientos, repeticiones y conflictos han precedido lo que ahora podemos actuar y cuales faltan todavía? ¿Cómo mantenernos disidentes frente las seducciones mercantiles, institucionales y al binomio posesivo del poder/conocimiento? ¿Cómo pensar y trabajar en «una interseccionalidad de luchas y no [en la celebración] de identidades»? (Angela Davis, 2015)” (14)

1. En febrero de 2015 las curadoras fueron invitadas por el MUCh a desarrollar una propuesta curatorial para la exhibición en el marco del Festival Internacional de la Diversidad Sexual. De abril a junio de 2015 las curadoras sostuvieron varias reuniones con Salvador Irys en las que se le dio a conocer con claridad y prontitud tanto la propuesta como todos sus contenidos y materiales. A lo largo de todo el proceso de investigación Salvador Irys aprobó en su totalidad los contenidos de la misma. Ver carta aval firmado por Salvador Irys.

2. El equipo está conformado por Fidel García Reyes (Colmex), Maria de Lourdes Velasco (Colmex), Amor Teresa Gutiérrez (Doctoranda en Pedagogía, UNAM), José Antonio Hernández (Seminario Cultura Visual y Género, UNAM), Liz Misterio (Revista Hysteria y Posgrado Artes Visuales UNAM) y Benjamín Martínez (Posgrado Artes Visuales UNAM), jóvenes investigadores comprometidos con los temas de género y diversidad sexual.

3. En el caso de Fondo I. CAMENA UACM, el material no se presta en original, pero se proporciona en modo digitalizado para su reproducción.

La muestra está conformada tanto por materiales originales como reproducciones de los siguientes archivos y colecciones: Archivo Histórico y Fanzinoteca del Museo Universitario del Chopo; Archivo Histórico de LeSVOZ A. C. y Comité Organizador de la Marcha Lésbica de México; Archivo Histórico del Movimiento de Lesbianas Feministas de México (1976-2015) YMY Yan María Yaoyólotl; Archivos y memorias diversas; Archivo Piratas de Género; Archivo sobre el movimiento BI. Jorge Yañez; Archivo Super Gay, Los 41, GHAI. José Luis Castillo Torres; Centro de Información y Documentación de las Homosexualidades en México Ignacio Álvarez; Colección Rafael Cruz Báez; Colección Horacio Guerrero; Colección Musas de Metal Grupo de Mujeres Gay. Paulina Martínez Peredo; Jorge Claro León; Armando Cristeto; Diversidad sexual en la producción literaria mexicana: colección de Fidel García Reyes; Fondo I, CAMeNA/UACM; Jorge Estrada; Fabiola García; Rotmi Enciso, Ina Riaskov/Producciones y Milagros Agrupación Feminista/Archivo feminista; Museo del Estanquillo; Lovemouse; y Luna Gótica. Además, se consiguieron en préstamo objetos de los espacios Bala Studio; Contacto Condonería; Lovemouse; Luna Gótica.

4. La preocupación por el archivo es con frecuencia descrita como “giro archivístico”. Véase, por ejemplo, la discusión de Ann Laura Stoler en Along the Archival Grain: Epistemic Anxieties and Colonial Common Sense (Princeton: Princeton University Press, 2009), 44-46.

5. Kate Eichhorn, The Archival Turn in Feminism: Outrage in Order (Philadelphia: Temple University Press, 2013), x. Traducción del inglés por las autoras.

6. Ibid., 4 Traducción del inglés por las autoras.

7. Una vez inaugurada la muestra en el marco del Festival Internacional por la diversidad sexual (FIDS) en el Museo Universitario del Chopo (MUCh), “ARCHIVOS DESCLOSETADOS: ESPECTROS Y PODERES DISIDENTES”, ha suscitado controversias en las redes sociales incitadas por el propio director del Festival Internacional de la Diversidad Sexual FIDS, mismas que han derivado en una campaña de difamación y hostigamiento hacia la curadoras y su equipo en las redes sociales, escalando incluso a la elaboración de una Queja ante la Conapred donde se les acusa de discriminación y censura. Las curadoras cuentan con evidencias documentadas de dichos hostigamientos.

8. Beatriz Preciado, Manifiesto contrasexual (Barcelona: Editorial Anagrama, 2001)

9. Cuerpo Impropio. Guía de modelos somatopolíticos y de sus posibles usos desviados. Seminario en debate, noviembre 2011, UNIA, Sevilla. Dirigido por B. Preciado.

10. Emma Pérez, The Decolonial Imaginary: Writing Chicanas Into History (Bloomington: Indiana University Press, 1999), xix Traducción del inglés por las autoras.

11. Nelly Stromquist, “Mapping Gendered Spaces in Third World Educational Interventions,” in Social Cartography: Mapping Ways of Seeing Social and Educational Change, ed. Rolland G. Paulston (New York: Garland, 1996), 233 Traducción del inglés por las autoras.

12. Nina Hoechtl/Naomi Rincón Gallardo, “Archivos desclosetados: espectros y poderes disidentes,” texto curatorial en sala, julio 2015, Museo Universitario del Chopo, México D.F.

13. Ibid.

14. Ibid.

Captura de pantalla 2015-08-11 a las 20.00.17

 

GASTV convoca a firmar la carta «Contra la intransigencia en la cultura» http://bit.ly/1L8zueM que reprueba el hostigamiento y difamación contra Naomi Rincón Gallardo y Nina Hoetchl.