Música

Ai Weiwei, la estrella de rock


El artista que vive en un estado de constate crítica al gobierno chino, ahora presenta un video de música heavy metal.

Por: Luli Serrano Eguiluz

 

ai-weiwei-sunflower-seeds-006 (1024x627)

 

El artista chino Ai Weiwei siempre ha tenido un cierto aire de rockstar, a decir verdad. El controversial activista finalmente cruzó la barrera y se convirtió en estrella de música. A finales de mayo, Ai Weiwei lanzó una canción en formato heavy metal, acompañada de un video inspirado en su detención por las autoridades chinas hace un par de años.

Ai Weiwei es, quizá, el artista más crítico que tiene el duro gobierno chino, pues a través de su carrera ha generado proyectos tan ambiciosos y distintos como instalaciones de arte, cine, fotografía, escultura y por supuesto, arquitectura, para sentar un precedente firme de lo que la represión del gobierno chino provoca en sus habitantes y su cultura, comportamiento y bienestar.

 

ai weiwei (1024x768)

 

El video presentado se titula Dumbass y muestra al artista recreando su temporada en prisión, 5 minutos plagados de frases políticamente incorrectas cuyo objetivo primordial es la denuncia. La primera vez que se le ocurrió escribir y publicar esta canción surgió justamente al momento de la detención, cuando los guardias que lo mantenían preso le preguntaron si podía cantar. Ese fue un momento fundamental en la vida de Ai Weiwei, pues, en sus propias palabras, se dio cuenta de que no solo él estaba en prisión; también los guardias. Durante los 3 años que habían permanecido en el ejército, los sujetos no tenían permitido abandonar el lugar donde sitiaban a los presos, provocando un evidente desgaste emocional no sólo a los detenidos, sino a ellos mismos.

 

 

El artista está plenamente convencido de que para la gente más joven, la música tiene la infalible capacidad de hacer estallar su imaginación y desbordar su pasión, por lo que le pareció un gran formato para expresar su historia y desacuerdo.

Ai Weiwei fue responsable de la letra, mientras que la música fue obra de Zuoxiao Zuzhou, un músico de rock chino. El cineasta australiano Christopher Doyle dirigió el videoclip. «Muchas personas aún siguen detenidas, muchas por más tiempo que yo porque todos expresamos una diferencia de opinión y fuimos acusados de incitar a la subversión contra el poder del Estado», puntualiza con una tristeza genuina en su mirada. «Entonces, debo hablar por ellos». Gran muestra de que la música no siempre debe fungir como un escape a la realidad dura y cruenta, también puede funcionar como un espejo fiel de su tiempo al tiempo que expresa un compromiso político y social sin parangón.