Arte

Zaha Hadid: El control del caos


Por Laura Aguilar / @laluflow

Muchos han sido los personajes que a lo largo de mi vida me han inspirado, en ciertos momentos han rotado, supongo que eso nos sucede a la mayoría, sin embargo hay figuras que siempre se hacen presentes, que aunque no las conoces en persona, llegas a sentir cierta empatía con ellas. Eso me paso con Zaha Hadid, arquitecta de origen iraquí, quien con su obra ha conquistado Londres y el mundo.

Hadid estudió matemáticas en la Universidad Americana de Beirut, aspecto que no le resultó totalmente satisfactorio, por lo que decidió instalarse en el Reino Unido y estudiar en la escuela de arquitectura más antigua de Londres, la Architectural Association.

A principios de la década de los ochenta decidió establecer su propio estudio de arquitectura, a partir de esa época y hasta la actualidad, Zaha Hadid se ha dedicado a crear grandes proyectos, siendo considerada una de las mejores arquitectas del mundo.

El estilo arquitectónico de sus obras se encuentra inspirado en el método del también arquitecto Rem Koolhaas, quien fuera uno de los profesores de Zaha en la universidad, utilizando la geometría con formas no lineales, aspecto que evoca movimiento y vanguardismo en cada una de sus piezas, catalogadas como parte de la corriente del deconstructivismo.

Zaha Hadid va contra todas las formas rígidas de la arquitectura, es vanguardista, impredecible, arriesgada e incluso me atrevo a decir que caótica. Motivo que me llevó a adoptarla como inspiración.

Uno de sus trabajos más conocidos es el Performing Arts Centre de Abu Dhabi, en los Emiratos Árabes, considerada una de las obras arquitectónicas más importantes de aquél país y sin duda, una de mis favoritas, su diseño transmite dinamismo y vigor, pero a la vez, la cadencia de sus líneas provoca placidez y serenidad.

Dentro de las construcciones más importantes de Zaha Hadid se encuentran: la Dubai Opera House también localizada en los Emiratos árabes, el Centro Acuático de Londres, El Museo de Arte Contemporáneo en Cagliari Italia, el Museo de Guggenheim en Taiwan, La Biblioteca Central en Sevilla España, entre muchas otras.

Vale la pena revisar cada una de sus obras, aunque todas conservan el mismo estilo, cada pieza evoca sensaciones distintas que pienso, no cualquier arquitecto logra transmitir. El trabajo de Zaha Hadid me resulta fascinante, pues además de moderno y poco común, representa lo intrépidos que podemos llegar a ser.