Otras disciplinas

Vagón del saber


 

¿Qué significa “saber”? ¿Dónde lo encontramos o conseguimos? Un grupo de arquitectos ecuatorianos, Al Borde, ha re-pensado el asunto para crear un entorno en el que el conocimiento no espera a sus discípulos sino los visita, viajando sobre vías de tren y parando en estaciones por toda la costa de su patria en forma de un centro cultural móvil llamado el Vágon del Saber. El colectivo se fundó en 2007 en Quito para montar intervenciones en regiones lejanas en Ecuador que se han centrado en la participación compartida y comunitaria.

 

Vagon2

 

En el caso del Vagón del Saber, los arquitectos renovaron un coche de ferrocarril que se usaba para transportar carga y lo convirtieron en un espacio público itinerante y multifuncional que se puede usar como un teatro al aire libre para entre 60 y 80 usuarios o como un taller para 20 personas. Creado en conjunto con especialistas del diseño industrial, el Vagón del Saber funciona como una incubadora cultural en todos los pueblos que visita. No tiene programación fija sino abre su espacio a eventos musicales, teatrales o educativos según las necesidades de cada comunidad, adaptándose así a sus varios entornos diversos. Al mismo tiempo, forma parte de un plan de regeneración para el sistema ferrocarril nacional promocionado por el gobierno ecuatoriano.

 

Vagon1

 

Hablando del proyecto, el colectivo comenta que “la reactivación del ferrocarril significa un gran suceso en las comunidades que están en su ruta. Después de doce años de ausencia estos asentamientos no solamente recuperan una vía de comunicación y se reactivan económicamente, sino que recobran en muchos casos su vocación… Pronto el vagón recorrerá las estaciones de la costa y el uso le sumará moretones a la deformada carrocería de hierro que dejamos intacta para que siga acumulando historias.”

 

– Grace Remington