Arte

Tres películas sobre la estupidez


Por Alejandro Vazquez / @aerodiolesi

Te presentamos tres películas que abordan el concepto de estupidez como eje de su argumento. Entre otras cosas, lo que estas películas tienen en común además de su fuerza, es que activan un detonante subconsciente agresivo para la sensibilidad dispuesta a trabajar en su interior. Ese pesado material gráfico, que se anticipa como tarea casi colosal y que, como acotación, es el gran atributo de la buena farsa.

Otro aspecto admirable de estas películas es el aspecto documental que proponen. Cuestión que se suma al propósito de exhibir a la bestia humana sin esoterismo ni artimañas narrativas. Aunque parezca que el tema aquí es degradar la moralidad a través de situaciones en las que ninguna persona normal desearía ponerse, la antinarración de algunas películas las hace exponer el verdadero lado oscuro de la sociedad que vive en marginación postfordista. Paramos devastados, prostitución de mujeres con síndrome de Down, truhanes cínicos y vagos tristemente libres pueblan estas tres distopías de la realidad.

Trash Hunpers (2009) de Harmoney Korine

Una secuencia larguísima y sin trama sobre hombres frotándose contra contenedores de basura. Se trata de un grupo de ancianos sociópatas de Tenneesee. La pesada argumentación aparentemente sin motivo que tiene la película, la hace imposible de digerir por sus explícitas escenas de fornicación con basura y varias formas de vandalismo. De tal forma que se transgrede toda narrativa y principio de realidad.

The idiots (1988) de Lars Von Trier

Un grupo de activistas lleva a cabo una serie de happenings para sembrar la anarquía como un método de liberación y de combate contra una sociedad polarizada por el poder adquisitivo.
Aquí la labor del actor es revalorada como una forma de activismo radical. Este filme de Lars Von Trier es su manifiesto de Dogma, un movimiento que enfrenta desde una especie de fundamentalismo artístico, las superproducciones cinematográficas, en pro de una verdad humana trascendental.

Gumo(1999) de Harmoney Korine

Tras un huracán que devastó Nueva Orleans un grupo de jóvenes viven en un estado de completo salvajismo, en páramo donde aparentemente la ley cedió ante la naturaleza más primitiva.