Arte

TORRE MITIKAH Y SUS EFECTOS


Por Joyce Meneses / @Joyce_nmr

 

 

En cuestiones de urbanismo, es una verdad que a nivel mundial carecemos de la receta perfecta y perdurable para desarrollar y mantener la calidad de vida de los habitantes de una urbe. A mi juicio, desde el origen del hombre a la fecha, el desarrollo de las ciudades es cosa reciente. No obstante, es cierto también que se han llevado a cabo esfuerzos notables para la planificación urbana, pero frente a esto, el ritmo acelerado de nuestra economía y el crecimiento demográfico, ha causado grandes estragos, provocando que estos planes tomen más tiempo en desarrollarse.

En la ciudad de México hemos sido testigos de cambios constantes y acelerados. Recientemente, bajo propuestas privadas y gubernamentales, hemos presenciado el rescate y reactivación de la zona oriente del Centro Histórico y la redensificación de las cuatro delegaciones centrales de la ciudad. Entre estos proyectos encontramos la propuesta “MÍTIKAH, la ciudad viva” del renombrado despacho de Carlos Pelli y Asociados. Su amplia experiencia en rascacielos, lo hacen un candidato ideal para el desarrollo del proyecto ubicado en el 601 de Río Churubusco en la delegación Benito Juárez. El concepto de MÍTIKAH es generar un espacio donde se concentren diversas actividades de la vida moderna, comercio, oficinas, vivienda, servicios y áreas verdes. Se tiene pensado que esta torre sea un detonador de una fuerte inversión y desarrollo  para el sur de la ciudad.

Es un proyecto destaca por su contraste, a tan solo algunos pasos de la tipología tradicional de Coyoacán, la modernidad se hace presente, la renovación de la Cineteca Nacional, y el posible proyecto de transformación del corporativo de BBVA Bancomer en otro de los centros comerciales que se hacen cada vez más presentes en la zona.

El proyecto será el edificio más alto de la parte sur de la ciudad y uno de los más altos de la totalidad de esta; tendrá 267 metros de altura con 60 niveles, en los primero niveles encontraremos el área comercial, para dar paso a otros niveles que albergarán un hotel, a partir del nivel 1 al 42 encontraremos distintos tipos de departamento.

Se tiene pensado que la torre termine de construirse para el año 2015 y contará con una totalidad de 98,228 metros cuadrados.  Algunos datos que saltan a la vista es que actualmente el pueblo de Xoco, cuenta con 3500 habitantes aproximadamente, tan sólo la torre podrá albergar 10 mil personas como habitantes. La pregunta que seguramente que todos nos hacemos es, ¿cuál es la responsabilidad de un proyecto de arquitectura al momento de hacer ciudad?, ¿estamos preparados para continuar re-densificándola con los obvios problemas de infraestructura —¿más claramente el abastecimiento de agua en la zona, además de los conflictos de movilidad y transporte urbano?—.

Claro que todos deseamos una ciudad moderna —¿o posmoderna? en materia de arquitectura—, habrá que cuestionarnos  que, a costa de qué… Y hasta ahora nadie tiene una respuesta eficaz en materia de planificación urbana. Sigamos reflexionando sobre nuestro papel como arquitectos dentro de la urbe.