Arte

TOP 6: QUINCE AÑOS DE MANTARRAYA PRODUCCIONES


La crítica especializada los ha denominado la camada de directores nacidos de la generación espontanea. Los jurados de los festivales más respingados tienen a estos creadores en altísima estima. Y con el público general, desata álgidas discusiones y separa a las personas entre los que le ven atributos a las películas y los que las consideran el peor timo del mundo. Lo cierto es que la presencia de Mantarraya, compañía fundada en 1998 por Jaime Romandia, se ha vuelto una forma de encarar el hecho de hacer cine con una dialéctica particular. A propósito de sus primeros quince años, aquí un top 6 de sus películas más representativas y exitosas:

 

1 . Japón (Carlos Reygadas, 2002, México-Alemania-Holanda-España).

La declaración de principios de un, hasta ese entonces, desconocido Carlos Reygadas. Su road movie rural metafísica, en el cual, la búsqueda que emprende un hombre anónimo y misterioso para quitarse la vida, deviene en su propia redención. El crítico español Jordi Costa la calificaría de este modo: “Poderosa, enigmática y a ratos agresiva. Su caligrafía visual es la de un auténtico virtuoso. Incluso quien odie esta película, no podrá olvidarla jamás”.

 

 

2.  Nippon E Yokoso (Pablo Aldrete, 2005, México).

Si en la ópera prima de Reygadas se hacía alusión al país asiático, sirviendo como metáfora de la paz y tranquilidad que se veía a cuadro, para su respectivo debut Pablo Aldrete viaja a Tokio para narrar los encuentros y desencuentros entre Daniel, un mexicano que ha llegado a la capital nipona motivado por el mundial de fútbol que se celebró en 2002, y Naoko, una mujer que quiere huir de su pasado, y la cual, accidentalmente le ha robado al chico su cartera.

 

nippon

 

3.  Alamar (Pedro González-Rubio, 2009, México).

Multi premiada docu-ficción que narra la emotiva e inevitable despedida que deberán de realizar en las playas de Quintana Roo, Jorge, un joven de origen maya, y Natan, su hijo de cinco años, antes de que este último viaje a Italia con Roberta, su madre, adentrándose en la vida salvaje de la región, en el que ambos, a su manera, le darán al otro lecciones de vida para el futuro inmediato.

 

 

4.  Post Tenebras Lux (Carlos Reygadas, 2012, México-Francia-Alemania-Holanda).

El crítico ibérico Luis Martínez señaló: “Se antoja la película que Buñuel nunca se atrevió a soñar. Cruel, absurda, fea y magnética”. Y en efecto, la cuarta película de Reygadas es una pesadilla acerca del brutal choque ideológico y social de dos mundos: el aburguesado y el proletario trayendo a la postre, consecuencias funestas.

 

 

5. Halley (Sebastián Hoffman, 2012, México).

¿Una película arty protagonizada por un zombie? ¿Una analogía relacionada con la impersonalidad de las grandes ciudades? Eso, a cada uno le tocará decidirlo. Lo cierto es la originalidad del drama acerca de la mórbida condición que sufre y carga Alberto, el guardia de un gimnasio, misma que provoca que paulatinamente su cuerpo se esté, literalmente, pudriendo (aparatosas llagas, carne agusanada, uñas que funestamente se desprenden…)

 

 

6. Heli (Amat Escalante, 2013, México-Francia-Alemania-Holanda).

La polémica tercera obra de Amat Escalante retrata sin concesión alguna cómo el crimen organizado ha arrasado con el país. El robo de dos paquetes de cocaína que realiza Beto, un joven que se está preparando para ingresar a la Policía Federal y novio de Estela, la hermana pre-adolescente de Heli, el cual trabaja durante las noches en una ensambladora automotriz, desencadenará un ajuste de cuentas que trastocará para siempre la vida de Heli y su familia. El diario británico The Guardian mencionó: “La irrefutable denuncia del México contemporáneo de Amat Escalante es dura de ver a veces, peo sus horrores exigen nuestra atención”.