Otras disciplinas

Top 6: La danza-teatro de Pina Bausch


El 27 de julio, Pina Bausch cumpliría 73 años de edad. La sorpresiva muerte en 2009 de esta creadora alemana dejó un vacío en la danza internacional pero su obra y su influencia sigue en activo. La exploración dramática en la composición coreográfica y su estrecha relación con lo teatral fueron de sus principales inquietudes en el arte. Heredera del expresionismo, Bausch veía a través de sus bailarines y sacaba lo mejor de ellos en beneficio de la experiencia escénica. En Gamma Arte Studio te presentamos seis ejemplos brillantes de sus obras.

 

1.      Café Müller

 

 

Estrenada el 20 de mayo de 1978 en la Opera House Wuppertal, esta pieza es una de las más emblemáticas y aclamadas en el trabajo de Bausch. Sobre el escenario se construyó un set que evocaba el café que tenían los padres de Pina en la posguerra. La obra posee una atmósfera lúgubre y pesimista.

 

2.     La consagración de la primavera

 

 

Con la legendariamúsica de Stravinsky, también Bausch creó en 1975 una legendaria coreografía que expone el sacrificio de una joven obligada a bailar hasta la muerte. El escenario lleno de tierra aumenta el dramatismo de la pieza.

 

3.      Nelken

 

 

Incomprendida algunas veces, esta obra de 1982 ha despertado abucheos pero también éxito alrededor del mundo. Su tono aparentemente irónico invita a reflexionar sobre el drama, surgido de una alfombra de claveles clavados sobre el escenario y el paso destructor de los bailarines.

 

4.      Danzón

 

 

Además de su preocupación por la carga dramática del cuerpo, Bausch creó piezas con una significativa selección musical. En esta obra de 1995 utilizó canciones y arias de Francesco Cilea, Umberto Giordano, Gustav Mahler, música instrumental de Henry Purcell y música popular de México, Argentina, Grecia y Portugal.

 

5.     Bamboo Blues

 

 

En 2006 Pina Bausch y su compañía, la Tanztheater Wuppertal, visitaron India en un viaje organizado por el Instituto Goethe. Un año más tarde se estrenó esta pieza que recogió vivencias y sensaciones del país asiático bajo la mirada de la coreógrafa alemana y sus bailarines.

 

6.      …como el musguito en la piedra, ay si, si, si…”

 

 

Estrenada en Chile pocos días antes de su muerte, esta coreografía fue el último trabajo de Pina Bausch. Con música chilena de Violeta Parra y Víctor Jara, la obra fue una coproducción del Festival Internacional de Teatro Santiago a Mil.

 

– Silverio Orduña