Otras disciplinas

Top 6: Foto, movimiento y caligrafía


 

En el proyecto Rurubu, la fotógrafa canadiense Haley Friesen colaboró con el artista japonés Nobuhiro Sato para hacer converger la danza y la caligrafía a través de una serie de fotos intervenidas por la plástica. La apuesta de Friesen fue crear belleza, movimiento y energía al mezclar diferentes formas de expresión artística. Aquí seleccionamos seis imágenes del portafolio.

 

1. Danzar y fluir

 

rurubu1

 

En japonés Rurubu significa danzar y fluir lentamente. Estas fotografías de Friesen registran un fragmento del movimiento de las bailarinas, detienen la acción y ofrecen detalles del hecho dancístico. 

 

2. Cuerpos en movimiento

 

rurubu2

 

Además del trabajo visual, para ser posible, el proyecto requirió la interpretación y la creatividad de dos bailarinas de ballet que fungieron como modelos: Kathleen Legassick y Meaghan Silva.

 

3. La intervención plástica

 

rurubu3

 

Establecido en San Francisco, el artista Nobuhiro Sato decidió colaborar en el proyecto de Friesen y trabajaron a distancia. Después de terminar las fotos, ella se las envió para que fueran intervenidas plásticamente con la caligrafía japonesa. 

 

4. Dos pasiones

 

rurubu4

 

 

De acuerdo con la fotógrafa, la danza y la cultura japonesa son dos de sus pasiones. En Rurubu pudo unirlas gracias a la relación de movimiento que encontró entre el cuerpo y los trazos de la caligrafía. 

 

5. Fotografía y danza

 

rurubu5

 

 

El investigador Alberto Dallal afirma que la fotografía de danza no solo registra sino que revela y permite saber sobre las condiciones físicas y de sentido de una propuesta dancística.  

 

6. La experiencia capturada

 

rurubu6

 

En el libro El aura del cuerpo, Dallal enfatiza: “Casi podemos deducir, al contemplar una fotografía de danza, hasta dónde pudo llegar ese cuerpo en tensión, hasta qué punto del espacio fueron alcanzados esos proyectos de materialización de lo pensado o lo sentido”. 

 

Silverio Orduña