Música

06 | Comebacks/Parte II


Por Pablo Cordero / @sugarskull12 | Agosto, 2014

En el mundo de la música pop, los artistas suelen entrar en un ciclo constante de giras y grabaciones por el miedo a ser olvidados por el fugaz gusto del público. Es raro que un artista vuelva a los escenarios después de una pausa mayor a cinco años, y más raro aún que lo hagan con un trabajo a la altura de sus mejores obras. A continuación, seis discos que cumplieron con esta difícil meta.

01—Throbbing Gristle—Part Two: The Endless Not (2007)

Los padres de la música industrial volvieron a la actividad después de 27 años sin tocar juntos (si bien los cuatro integrantes formaron en el ínterin bandas esenciales como Psychic TV, Chris & Cosey y Coil) con The Endless Not, exhibiendo un estilo más oscuro y sereno que el de sus radicales primeras obras.

“Almost a Kiss”.

02—Portishead—Third (2008)

En los once años que pasaron entre el segundo y el tercer disco de Portishead, el trip-hop pasó de ser considerado el subgénero más avanzado e innovador de la música pop, a un estilo aburrido y aburguesado. Portishead evitó la decadencia del género que alguna vez abanderaron, regresando de una larga pausa con su disco más agresivo y peligroso.

“Machine Gun”.

03—Swans—My Father Will Guide Me Up a Rope to the Sky (2010)

Al separarse en 1997, con una gira de despedida inmortalizada en un disco llamado Swans Are Dead, la banda liderada por Michael Gira parecía destinada a ser un grupo de culto, que pese a su excelencia musical nunca llegaría a tener una influencia real en el mainstream. Con este inesperado regreso, Swans logró lo insospechado: no sólo sacaron un disco a la altura de sus mejores obras, sino que alcanzaron el éxito crítico y comercial que nunca lograron en su primera fase.

“Eden Prison”.

04—My bloody Valentine—mbv (2013)

mbv sorprende por el simple hecho de existir. El obsesivo perfeccionismo de Kevin Shields aunado al estatus legendario alcanzado por Loveless (1992) llevó a muchos a pensar que la legendaria banda de shoegazer nunca volvería a los estudios. Más sorprendente aún es el hecho de que el disco fuera tan bueno; no desmerece ante su predecesor, uno de los discos más importantes en la historia reciente del rock.

“New You”.

05—Nick Cave & The Bad Seeds—Push The Sky Away (2013)

Push the Sky Away no es considerado por muchos como un auténtico comeback; sólo cinco años lo separan de Dig Lazarus Dig!!!, y durante el periodo que separa esos dos discos, el cantautor australiano se mantuvo ocupado al frente de su proyecto de hard blues Grinderman. Sin embargo, Push the Sky Away representa una radical reinvención del icónico cantante; una obra experimental de tintes electrónicos, en la cual el brillante violinista Warren Ellis se establece como director musical de la banda tras la salida de los antiguos tenientes de Cave, los guitarristas Mick Harvey y Blixa Bargeld.

“Push the Sky Away”.

06—David Bowie—The Next Day (2013)

El impacto causado por el regreso de Bowie tras diez años de silencio discográfico fue enorme. Tras una década alejado de los reflectores, en medio de rumores sobre enfermedades graves que invitaban a pensar en un retiro definitivo, Bowie grabó este disco en secreto y lo anunció de manera inesperada en el día de su cumpleaños 66. The Next Day es un magnífico y maduro disco de rock a la altura de su leyenda.

“Valentine’s Day”.