Arte

Sound City


 

Al parecer para Dave Grohl no ha sido suficiente ser durante décadas uno de los mejores bateristas en la historia del rock, y el frontman de una banda mundialmente popular (a la fecha, seguimos esperando la visita de Foo Fighters); así que ahora Grohl se metió de lleno a la realización de Sound City (2012), un documental acerca del extinto estudio de grabación del título. Y sí, en términos generales es bueno haciéndolo.

 

 

Pero, ¿por qué este estudio que operó de 1969 a 2011 en Los Angeles, mereció un documental? Bueno, digamos que en su interior se produjeron únicamente obras maestras (de celebridades que van de Fleetwood Mac a Johhny Cash; de Red Hot Chili Peppers a Nine Inch Nails). Álbums que de la noche a la mañana, todos los citan, pero nadie los escucha, porque forman solamente un giga en el disco duro de la computadora. Y es que finalmente, la tecnología fue lo que mató a Sound City.

 

Sound City 01

 

Entonces, en esta suerte de Boogie Nights del rock,  Grohl recorre pasillos malolientes, cuartos cayéndose a pedazos y paredes sobrevivientes de mil batallas, mismas que representan mucho para él (ahí es donde Nirvana grabó en 1991, Nevermind); hasta llegar al fondo de lugar para encontrarse con la verdadera y auténtica protagonista de la película: la consola análoga Neve; una reliquia hecha totalmente a mano, que siempre los distinguió del resto: el sonido, el alma que se le imprimía a cada canción, lo artesanal del trabajo. La música antes del negocio.

 

Sound City 03

 

Si bien, el documental es convencional en la forma (músicos famosos y los dueños del estudio, relatando la historia de este); lo realmente interesante es la razón por la que Grohl se topó con esa consola arcaica: cuando Sound City quedó en bancarrota al ser superado por el formato digital; Grohl compro el aparato para grabar un disco especial a lado de gente como un tal Trent Reznor o un inglés que se llama Paul McCartney. Ahí, en el verdadero amor por lo que están haciendo estos artistas, radica la importancia del filme.

 

Sound City 04

 

Sound City es en definitiva un documental pensado para aquel fanático de la música que en verdad atesora sus discos, los escucha tantas veces hasta que no se puedan tocar más de lo rayados que están, que asiste a los conciertos de su banda favorita para vivir la experiencia, simplemente un momento irrepetible.

 

– Alberto Acuña