Arte

Ramiro Chaves en el MACG


Por Sandra Sánchez / @phiopsia 

Pasado mañana 31 de enero el Museo de Arte Carrillo Gil inaugura la exposición La voluntad de la piedra bajo el programa Bancomer-MACG Arte Actual,  que consiste en una beca formativa otorgada a diez artistas jóvenes para activar una zona de diálogo e intercambio que culmina en la muestra de su trabajo y en la publicación de un catálogo. Entre los beneficiarios de la tercera edición se presenta el trabajo de Ramiro Chaves (Argentina, 1979), quien en esta ocasión traspasa las fronteras de la fotografía para reflexionar desde la “x” sobre encuentros que van desde la construcción de México moderno hasta la fascinación por la propia forma.

La inquietud gráfica sobre la luz, la arquitectura, el paisaje, la identidad, el tiempo y la poesía, ha sido una constante en el trabajo fotográfico de Chaves. Tal es el caso de Raidolito donde el objeto se desnaturaliza de su función práctica e invita a la fascinación estética de la iluminación y el consumo del tiempo. En Domingos podemos observar el tránsito del artista por diversas ciudades donde recolecta imágenes para generar un recorrido que podemos mirar una y otra vez; una invitación a habitar el séptimo día en cualquier ocasión. Abdon Sahade, una serie sobre la primera casa giratoria, detona la pregunta por la técnica y el lugar del fotógrafo ¿dónde está parado?, ¿dónde me encuentro yo como espectador?, ¿es un producto de la edición?

El trabajo de Chaves es simple. No genera metáforas hipercomplejas con discursos densos. Visualmente uno puede conectarse de inmediato. Su magia se encuentra en la desnaturalización del lugar común, sin la pretensión, en un primer momento, de conceptualizarlo. Simplemente lo nombra y al hacerlo es inevitable preguntarse por la propia enunciación. La pregunta se da en un segundo tiempo, una vez pasada la sensación estética producida por el cuidado del color y la forma.

En La voluntad de piedra el trabajo de Chaves está atravesado por la “x”, como grafía, como cruce, como pretexto y fascinación visual. La “x” la encuentra en la arquitectura maya y la recupera para pensar las relaciones que se pueden generar en un mismo espacio, como “El parque de las Américas” en Mérida, Yucatán. La pregunta por la arquitectura está conectada con la pregunta por la historia, ¿qué proyectos modernos definen lo mexicano?, ¿dónde está la historia?, ¿bajo qué formas se construye?

Nombres como Manuel Amabilis (arquitecto),  Alfonso Reyes (ensayísta), Pedo Ramírez Vázquez (arquitecto), Cráter Invertido (colectivo) y Gutierre Tibón (escritor) son estancias que le permiten amasar la identidad con la historia nacional y la narración personal. Las múltiples influencias requieren de formatos diversos, así  la fotografía cede espacio al dibujo, al video, a la apropiación de objetos y obras de arte, así como a una página web donde pude observarse el recorrido de la “x” en un mapa en construcción aquí.