Arte

Opinión | Una seria invitación a Material Art Fair


Por Emmanuel Boldo / @emanuelboldo | Enero, 2016

A un par de semanas de la tercera edición de Material Art Fair, debo de reconocer cierto hartazgo por las ferias de arte, editoriales, moda o lo que sea. Tal vez se trata de una justificación para utilizar con libertad el término fair-tigue, neologismo acuñado por la periodista Georgina Adam en el The Art Newspaper, para describir su fastidio por la creciente cantidad de ferias de arte. Las ferias funcionan como plataformas de vinculación para los actores de la industria artística, un ecosistema ficticio que proporciona acceso a una determinada selección de obras en un espacio físico, lo que resulta conveniente útil para la comercialización, ¡ah! también para el intercambio de ideas.

Material Art Fair, Ciudad de México, es un concepto que produce en el visitante un extraño atractivo ante la posibilidad de observar arte contemporáneo, sin la necesidad de pulsar el timbre de una galería para después sortear el escrutinio del personal de recepción y, por fin, admirar las piezas de aquellos que se han propuesto dinamitar las bases académicas para construir nuevas experiencias estéticas. Una especie de modelo democrático que obliga a la jerarquía artística a compartir el espacio con cualquiera que decida pagar un boleto de entrada sin importar su grado de compromiso. Personalmente estoy convencido que Material Art Fair representa la actualidad del arte y permite vislumbrar el futuro de las tendencias, tal es el caso de las piezas de Ramiro Chaves presentadas hace un año en el booth de la galería The White Lodge, y actualmente exhibidas en el Museo del Chopo, bajo el título Lxs Brutxs.

Este año Material Art Fair reúne la visión curatorial de más de 60 galerías, espacios sin fines de lucro y proyectos artísticos emergentes dedicados a provocar, explorar y dialogar acerca del presente del arte. Destacan la galería Joségarcía (Ciudad de México), que en 2015 presentó By Boat (Farewell) bajo la curaduría de Adam Carr, con piezas de On Kawara y Jonathan Monk; la galeria Alter Space (San Francisco), con la participación confirmada de la artista visual Koak y con piezas editoriales como End the Times; la plataforma multidisciplinaria Proyectos Ultravioleta desde Guatemala y la galería Smart Objects de Los Angeles, dedicada a la intervención de espacios.

A pesar del escepticismo y de los detractores que aseguran sentirse estafados y vivir en la peor etapa de la historia, la realidad es que las ferias de arte contemporáneo —nos gusten o no— son el presente de la industria.

Foto: Colores y Sabores de Hernaín Bravo | Instagram Material Art Fair.