Otras disciplinas

Opinión | Sense: durmiendo mejor


Por Victor Méndez / @vichoamino | Octubre, 2014

El sueño es tan esencial como la vigilia, pero es casi seguro que no se está haciendo bien. Las horas de sueño recomendadas oscilan entre las ocho y las diez diarias, pero cada organismo es distinto. Sin embargo, la mayoría de la población mundial no duerme lo suficiente, y esto afecta las actividades al día siguiente, ya que hay problemas de concentración, incluso de memoria. Pero a veces el problema no está en cumplir con las horas para dormir, sino en la calidad del sueño.

Sense es un sistema inteligente que monitorea, registra e informa cómo se está descansando y de los elementos que podrían estar entorpeciendo este ejercicio. Ronquidos, la calidad del aire, las luces en el exterior, cualquier cosa puede ser una distracción al momento de ir a la cama.

El equipo de diseño detrás del proyecto menciona que nadie ha prestado atención para descubrir las afecciones que existen en una habitación. Sense se compone por una pequeña esfera que capta las perturbaciones, y por una “píldora del sueño” que se sujeta a la almohada para dar seguimiento a los ciclos del sueño a través de las vueltas que se dan en la cama. El informe se vacía automáticamente en una aplicación digital y todo se registra. La importancia de este dispositivo es la posibilidad de conocer qué es en realidad lo que afecta a la persona. Por ejemplo, un caso necesitaba una habitación completamente a oscuras, ya que si la luz de la luna era intensa o la noche particularmente brillante, la persona dormía peor. Sense ayudó a determinar que aún la situación menos pensada puede ser suficiente para afectar el sueño. Además funciona como una alarma inteligente: si la persona se tiene que levantar a cierta hora, el dispositivo comienza a emitir señales media hora antes, para poder despertar de forma natural. Y con sólo agitar la mano, la alarma se apaga.

A diferencia de otros objetos, éste no tiene contacto directo con el cuerpo. El sueño es algo delicado y no hay lógica si se ponen sensores en la muñeca o en el pecho, como los dispositivos que registran los pasos al caminar, por ejemplo. Incluso se pensó en que su estética no fuera un distractor y que no sea considerado un aparato electrónico.

Hello Inc., la compañía detrás de este proyecto, recurrió a Kickstarter en julio pasado para obtener el dinero necesario para hacer realidad el proyecto. Un mes más tarde, Sense pudo llegar a la meta y actualmente se está trabajando en incorporar una batería para la “píldora del sueño”, ya que por ahora se sustituye la pieza completa.

Este dispositivo por demás interesante plantea una cuestión. Aún cuando fue un caso de éxito en la plataforma de crowdfunding, Sense ya había reunido el dinero suficiente desde antes. Entonces, ¿la respuesta hubiera sido otra sabiendo que el capital ya estaba cubierto o es suficiente presentar un gran producto?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.