Arte

Opinión | Nuevas iniciativas en el Estado de México


Por Emanuel Boldo @EmanuelBoldo | Septiembre, 2014

A finales del mes de julio leí “Desde Chalco hasta al Parque España” una interesante reflexión de la plataforma en línea Hotel Garage, escrita por Christian Mendoza, jefe de redacción de la revista Ensamble. En el texto, Mendoza expone desde su perspectiva la situación social de la zona metropolitana de la ciudad México, en comparación con los barrios más consolidados de la ciudad.

Comparto la misma visión que el autor, al parecer la zona metropolitana de la ciudad de México, representa todo lo que el capitalino cosmopolita detesta, incluso hay quienes actúan como si más allá de fronteras de la metrópoli no existiera nada más que tristes paisajes caracterizados por construcciones “hazlo tú mismo”, es decir, fachadas grises, una serie de problemáticas sociales y de movilidad que sobrepasan cualquier lógica, pero ¿qué más ofrece la zona metropolitana de la ciudad de México?

Aquí sería fácil sólo enlistar los centros comerciales enclavados en Huixquilucan, uno de los municipios con más ingreso per cápita del país, caracterizado por exclusivos complejos departamentales “protegidos” por bardas o algunos proyectos creativos desarrollados en el fraccionamiento Satélite, ubicado en Naucalpan, que han logrado labrarse una identidad propia, que no siempre se asocia al Estado de México. Sin embargo el Estado de México no solamente es la aparente tranquilidad y seguridad de algunas colonias de los municipios de Huixquilucan y Naucalpan. En el año 2009 nació en el municipio de Chalco, The Beer Company, una empresa de venta y distribución de cerveza importada y artesanal, actualmente cuenta con más de 14 cervecerías y puntos de venta en la república mexicana, incluidos los municipios de la zona metropolitana Ixtapaluca, Coacalco, Metepec entre otros.

Este año The Beer Company formó parte de la estrategia cultural y comercial de la distribuidora de cerveza Arma tu six, que organizó la primera feria de cerveza artesanal en el municipio de Cuautitlán Izcalli. En el mismo rubro en la zona industrial de la colonia Viveros de Xalostoc, exactamente en la esquina de las calles Olivo y  Fresno en el municipio de Ecatepec, se encuentra la iniciativa de la Cervecería HM, una proyecto local realizado por gente del barrio para gente del barrio, que no busca entrar al mercado del Distrito Federal, ya que su visión apunta a otros municipios y al estado de Hidalgo.

A dos horas y media de la ciudad de México, se encuentra el municipio de Coacalco, que bajo la iniciativa de proyectos digitales como Suckers han logrado generar estrategias culturales que permiten llevar al municipio shows y eventos que normalmente sólo se presentan en hotspots de la ciudad de México como Bahía Bar en la colonia Juárez o la Legión Americana, en la colonia Condesa. Por su parte, el colectivo CRTEL a través de una línea de streetwear y propaganda propone una identificación visual para los seguidores de los blogs desarrollados en Coacalco.

Tal vez la extensión territorial del Estado de México juegue en contra de todas la iniciativas que actualmente se gestan en sus calles, y no permite establecer conexiones para trabajar en un mismo sentido que logre generar una nueva identidad para los mexiquenses de la zona metropolitana, por el momento sólo son casos aislados que se debaten por formar parte de una ciudad que los rechaza o de darle la espalda a la ciudad de México.