Arte

Opinión | 50 aniversario del Museo Nacional de Antropología


Por Juan Manuel Luna Cuandón / @jmlcuandon | Septiembre, 2014

“Hacer que los mexicanos que lo visiten se sientan orgullosos de ser mexicanos, fue lo que me pidió el presidente Adolfo López Mateos”
—Arquitecto Pedro Ramírez Vázquez

La ciudad de México es considerada como el territorio con la mayor cantidad de museos en el mundo. Podemos encontrar espacios con diversas temáticas, desde el Museo de la Estampa hasta el -museo del Chocolate, y unos más importantes o más conocidos que otros de acuerdo a la colección que albergan y exponen.

Los museos en México adquieren su carácter de “nacional” por la importancia que tiene la colección que albergan para el país y la sociedad. El Museo Nacional de Antropología es el único museo nacional en México construido con este fin, el de ser un museo “nacional”, ya que los demás espacios considerados bajo esta categoría, son producto del reciclaje y rehabilitación de edificios. El MNA es el más visitado del país y se encuentra en la lista de los 10 museos más visitados del mundo y recientemente ha cumplido su 50 aniversario.

Fue diseñado por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez en la década de los años sesenta, cuenta con un gran patio central con espejo de agua que funciona como un espacio articulador dentro del museo, la mitad de este patio está cubierto por una estructura mejor conocida como el “paraguas”, desde donde se puede acceder a las distintas salas del museo.

Pocos saben que este lugar también alberga una colección de etnografía en su planta alta, esta área se encuentra rodeada y protegida por una estupenda celosía que da hacia el patio central la cual provoca un juego de luz y sombra en el interior. Este recinto no solamente abre sus puertas a la cuestión prehispánica o etnográfica, sino que también se encuentra en estrecha relación con el arte contemporáneo, dentro del museo existen pinturas y murales de distintos artistas, como el mural La Dualidad de Rufino Tamayo, un cuadro de Leonora Carrignton, un vitral de Carlos Mérida, un biombo hecho por Mathias Goeritz, la escultural columna del paraguas con motivos históricos mexicanos hecha por los hermanos Chávez morado, la escultura el caracol en el patio central de Iñaki Larrauri, y la reja perimetral del museo que hace alusión al muro prehispánico hecho de calaveras “Tzompantli” diseñada por Manuel Felguerez. Este acervo lo convierte en un referente del arte prehispánico, contemporáneo y arquitectónico del país.

El 50 aniversario del Museo de Antropología, es una oportunidad de reflexión sobre el valor de su colección, de su arte y de su arquitectura.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.