Arte

Oferta y demanda en la cultura


Por Monserrat Garduño Hernández / @junerainbowns

En los últimos años la ciudad de México ha sido testigo del incremento de servicios y productos culturales ofertados para los capitalinos. Entre festivales, exposiciones y muestras, los artistas, promotores y público han experimentado y aprendido sobre la marcha, diversas opciones para encontrar el rumbo que seguirá la actividad artística nacional.

Esta creciente demanda cultural se puede explicar a través de diversos factores, entre los que destaca, en primer lugar, el cambio en la estructura de la pirámide poblacional, en donde la cantidad de personas ha ido en aumento y en donde los jóvenes económicamente activos interesados en los temas culturales oscilan entre los 16 y 25 años. En segundo lugar, la tecnología ha permitido compartir información a un gran número de personas de manera instantánea, lo cual ha generado que la difusión de este tipo de actividades se vea favorecida; en este punto se incluye el aumento de publicaciones, tanto digitales como impresas, dedicadas a ofrecer contenido en materia de cultura a la audiencia que desea obtener información sobre la escena artística.

Asimismo, tenemos que reconocer que el panorama económico y social que atraviesa el país no es formidable. En este contexto se le reconoce al arte y la cultura la posibilidad que permite a las personas convivir, fraternizar y encontrar nuevas soluciones creativas para aplicar a su entorno. Se reconoce con ello, que el arte va más allá de ser sólo una agradable manera de pasar el tiempo, y en uno de sus múltiples modos de ser, el arte es una herramienta de cambio social que invita a las personas a ser críticas de su contexto.

La oportunidad que tiene el sector artístico para consolidarse como un sector económico que genere empleos y ganancia va en auge, esperemos con ello que el rendimiento que produce sea cada vez mayor, la calidad de la oferta siga aumentado y la distribución y canales de comercialización sean respetuosos, adecuados y justos para los demandantes.