Arte

MEDELLÍN: UN MODELO DE TRANSFORMACION


Por Joyce Meneses / @Joyce_nmr

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Medellín, es la segunda ciudad más poblada de Colombia con sus  2.3 millones de habitantes sin contar la zona conurbada.

En la década de los ochenta y noventa, las bandas paramilitares, el narcotráfico y la guerrilla fueron una áspera realidad para sus habitantes, en 1991 los estudios revelan que era la ciudad con mayor índice de violencia a nivel mundial. Estos alarmantes resultados, llevaron a que finalmente se pensara en el cambio era inminente. Las políticas debían volverse activas en materia de integración social y la manera más clara de hacerlo era a través de la integración del espacio público, del mejoramiento de las viviendas, de la generación de nuevos polos para la educación, el entretenimiento y el encuentro ciudadano, además de hacer el transporte urbano extensivo a las periferias.

Puntualmente algunos de los proyectos de arquitectura incluidos en una razonada planeación urbana además de una elaborada y digna gestión política, fueron los que hicieron posible esta exitosa transformación, haciendo hoy día de Medellín un ejemplo claro de posibilidad mediante el esfuerzo conjunto.

En cuanto a transporte urbano, la premisa fue agilizar y mejorar la conectividad del centro de la ciudad con las periferias donde encontramos a los sectores más vulnerables, el proyecto Metro cable hizo posible esta conexión debido a su posibilidad de ascender por la montaña; el metro y los autobuses mejorados también permitieron esta integración, la colocación de pequeñas bibliotecas y centros de encuentro social en algunas de las estaciones acercan la cultura permitiendo así a los usuarios apropiarse del espacio público y hacerlo vivencial.

Es así como surgen en los barrios más humildes los parques-biblioteca que tuvieron un gran éxito con más de cuatro millones de visitantes por año y en poco tiempo se conviertieron en puntos hito reconocidos por la población.

El Parque Biblioteca España, en la comuna Nororiental, es la obra de arquitectura más importante de Iberoamérica pues se destaca por su poder de inclusión social. Las escuelas de calidad, los parques lineales, la recuperación del Jardín Botánico y del Parque Norte, así como la construcción del parque de la Ciencia y la Tecnología Explora y el Centro de la Cultura de Moravia, del arquitecto Rogelio Salmona, entre muchos otros, son espacios que hacen parte fundamental de esta transformación, todos ellos gestados bajo altos estándares de diseño y construcción.

Medellín aún tiene que enfrentar y resolver muchos y problemas urbanos y deberá seguir trabajando para continuar reduciendo los índices de violencia e inseguridad, pero hay reconocer que Medellín, se ha convertido en una ciudad, que a través de sus políticas urbanas, inicia un proceso de metamorfosis que en menos de 6 años empieza a dar frutos mejorando la convivencia mediante intervenciones estratégicas del espacio público, donde las obras de arquitectura, urbanismo y las políticas públicas van de la mano con los cambios sociales y culturales. La integración social y la educación resultaron como la mejor manera de luchar contra la violencia generada por la segregación social, cosa que hoy en día experimentan muchas otras ciudades no sólo en Latinoamérica sino en el mundo, es por ello que debemos dedicar tiempo de estudio y análisis a estos proyectos que han sido efectivos, pues bien la esperanza se mantiene en que habrá que poner en marcha acciones.