Arte

Mathias Goeritz


Por Laura Aguilar / @laluflow

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Posiblemente todos los que no decimos aficionados o estudiosos de la arquitectura conocemos un poco de la obra del pintor y escultor Mathias Goeritz, alemán de nacimiento instalado en México después de la Segunda Guerra Mundial. Nuestro país fue testigo y hogar de sus obras más representativa, uno de los ejemplos más claros son Las Torres de Satélite.

Goeritz nació en Danzig, Alemania, en 1915, abandonaría la carrera de medicina para  estudiar Filosofía e Historia del Arte en Berlín. El artista decidió exiliarse en España, debido a la Segunda Guerra Mundial, y durante su estancia fundó la Academia de Artes de Altamira en 1948.

Un año después, Goeritz llegó a México y decidió establecerse por tiempo indefinido en nuestro país. Sus primeros trabajos plásticos fueron por encargo del empresario mexicano Daniel Mont, el más reconocido es El Museo El Eco.

Sin duda, Goeritz llegó a inyectarle modernismo a la forma de construcción escultórica en  México. Se ha intentado catalogar el estilo de su trabajo en muchas corrientes. Algunos lo consideran minimalista, otros modernista, e incluso futurista. Si tomamos en cuenta sus orígenes europeos y la instrucción académica que tuvo, definitivamente podemos decir que sus obras pertenecen a la Escuela Bauhaus. Uno de los objetivos principales de esta corriente fue la investigación de nuevas formas  en la arquitectura y el diseño industrial y proponía la llamada “Gesamtkunstwerk” que hacía referencia a una obra de arte total donde se integraba arte, artesanía y producción industrial.

Mathias Goeritz tuvo importantes colaboraciones con reconocidos arquitectos mexicanos como Ricardo Legorreta, Abraham Zabludovsky, Teodoro González de León, Luis Barragán entre otros. México alberga grandes piezas artísticas de su autoría y otras donde su colaboración fue la piedra angular para hacer de esas obras verdaderas joyas arquitectónicas. Aquí cinco de sus obras más representativas en México:

 

01—Museo de Experimental El Eco

Inaugurado en 1953 y diseñado bajo las líneas del Manifiesto de la Arquitectura Emocional. Transitar por este lugar provoca una sensación inquietante que incita a la reflexión espiritual. Para la construcción de este recinto Goeritz recibió la asesoría de Luis Barragán y Ruth Rivera.

 

02—Las Torres de Satélite

Construidas en 1957 en colaboración con Luis Barragán, las coloridas y triangulares torres adornaban la entrada a la entonces nueva Ciudad Satélite. Las Torres están ubicadas en la frontera del DF con el Estado de México.

 

03—Las torres de Automex Chrysler

Esta monumental escultura urbana fue construida entre 1963 y 1964 en colaboración con el arquitecto Ricardo Legorreta, se encuentran ubicadas en Toluca, Estado de México.

 

04—La Osa Mayor

Considerada una de las obras más hermosas que Goeritz realizó en México. Se trata de una colaboración para el Palacio de los Deportes. Es una constelación de torres cuya colocación corresponde a los puntos de las estrellas fijas que componen la constelación del mismo nombre.

 

05 —La Ruta de la Amistad

Con motivo de los Juegos Olímpicos de 1968 en México, Goeritz se encargó de organizar una galería de esculturas que pudieran ser apreciadas desde un vehículo en movimiento e invitó a 16 países a crear una pieza escultórica.