Arte

Las vueltas del destino


Por Bianca Gaytán / @universonauta

 

 

Una película que ha pasado un poco desapercibida a causa de la ola de estrenos de filmes nominados al Oscar ha sido August: Osage County. Aunque el título que le han puesto en México (Las Vueltas del Destino) no le hace justicia. La cinta resulta ser un drama familiar digno de ver. Adaptada de la obra de teatro homónima puesta en Broadway, la trama expone todas las debilidades y vicios que pueden existir en una estirpe; lo que finalmente la llevará a una desintegración.

El director John Wells  y Tracy Letts (dramaturgo que adaptó su propio libreto ganador del Pulitzer y Tony que hizo el guión de la película) desarrollan la trama en medio de un poblado solitario y caluroso en el mes de agosto, lo que resulta ser el escenario perfecto para vivir este infierno de drama familiar (de ahí el título original de la obra).

“La vida es muy larga” (T.S. Elliot) es la frase de apertura que menciona Beverly, el padre de este clan tóxico. Palabras que describen el sentimiento de toda la familia; un tedio que lo orilla a suicidarse con tal de escapar del infierno que sucede en su casa de Oklahoma. Donde  las cortinas siempre están cerradas y hacen que sea difícil percibir el transcurso de los días y noches. Un lugar que parece más caverna que hogar, un sitio en el cual el amor se ha extinguido, una oscuridad que ha oprimido su vida y de la que sus hijas huyeron.

Después de años de ausencia, las hijas de la familia Weston se reencuentran con el motivo del suicidio de su padre. Violet (Meryl Streep) es la matriarca, una mujer dependiente de los calmantes y a quien se le da muy bien el chantaje emocional. El filme muestra cómo cada una de las hijas es incapaz de mantener un compromiso, de entablar una relación de amor duradera pero ¿quién puede dar algo que no conoce?

Los días posteriores al funeral sólo servirán para revelar secretos, crear intrigas y terminar de confrontar los resentimientos que ha guardado cada miembro de la familia a través del tiempo. Después de casi dos horas de esta pieza dramática el final resulta catártico para cada uno de los personajes quienes decidirán cambiar su vida. Y es que esta olla de presión termina por explotar e incluso se convertirá en una válvula de escape para las pasiones reprimidas por años.

Sobra decir que el filme cuenta con un reparto extraordinario que es el principal soporte por sus brillantes actuaciones. Entre los nombres que destacan están Meryl Streep, Julia Roberts, Sam Shepard, Chris Cooper, Ewan McGregor y Abigail Breslin.