Arte

La Merced: Tradición modernizada


Por Laura Aguilar / @laluflow

México es un país lleno tradiciones, pero sin duda alguna asistir a los mercados es una de las costumbres más antiguas y recurrentes del mexicano, me resultaría difícil creerle a la persona que niegue haber visitado uno alguna vez en su vida y sobre todo si se dice “chilango”. Es bien sabido que la ciudad de México alberga una increíble diversidad cultural, ejemplo de ello son sus mercados, desde los especializados en vender cierto tipo de artículos, hasta los que tienen gran variedad de productos, todos  ellos se encuentran llenos de folclor.

Uno de los mercados más grandes y tradicionales de la ciudad es el mercado de La Merced, ubicado al oriente del Centro Histórico, fue construido alrededor 1860. Referirse a esta plaza es sinónimo de comercio, en alguna época fue el mercado más importante pues abastecía de víveres a gran parte de la población de la ciudad. En 2013 se lanzó una convocatoria para realizar un plan de restauración al mercado de La Merced, en diciembre pasado se dio a conocer que José Muñoz Villers y Carlos Marín resultaron los ganadores del proyecto.

Los arquitectos planean que la restauración completa tomará alrededor de 16 años, pues pretenden no sólo remodelar el mercado, sino también rescatar la zona  que lo rodea. El proyecto tiene como objetivos principales:

—El aprovechamiento de todos los espacios para crear sitios donde se impartan actividades recreativas, de educación y de orientación social.

—La remodelación contemporánea de los edificios, así como la restauración de los recintos históricos aledaños.

—Construir el Centro Nacional Gastronómico

—Incorporar el sistema de transporte Ecobici.

El proyecto se realizará en tres etapas. En la primera, durante 2014, se pretende construir un estacionamiento subterráneo, así como el Centro Nacional Gastronómico y la restauración de los mercados de flores, comida y  nave mayor. En la segunda etapa entre 2015 y 2018 quedarán definidos los usos de suelo de las zonas que van a recuperarse. Para la tercera etapa entre 2018 y 2030 quedará consolidada la restauración de la zona, así como la construcción de un conjunto habitacional conocido como Conjunto Fray Servando.

Me parece que es un proyecto  bastante ambicioso, que si llega a su consolidación podría acarrear grandes beneficios tanto para los comerciantes, los clientes y sobre todo los habitantes de la zona. La visita a un mercado siempre resulta una experiencia enriquecedora, pues conviven todo tipo de personas y de historias fascinantes. Tal vez para algunos, un mercado representa ruido, bullicio, suciedad y demás concepciones negativas, sin embargo, es importante valorar este tipo de recintos, ya que forman parte de nuestra cultura y sobre todo debemos apoyar proyectos que como éste, que pretenden recuperar una de las zonas comerciales más importantes de la ciudad.