Arte

La danza de los espectros


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las obras de Leonora Carrington, José Horna, Wolfgang Paalen, Alice Rahon y Remedios Varo integran la exposición La danza de los espectros, un recorrido por la obra de estos artistas europeos herederos del movimiento surrealista, que se presenta en el Museo de Arte Moderno (MAM) hasta el 21 de septiembre.

El surrealismo, punto central de esta exposición, tuvo un impacto en la obra de estos artistas que se refugiaron en México tras la Segunda Guerra Mundial. Su producción tiene remanentes de esta vanguardia artística con la influencia de la cultura mexicana. A su salida de Europa, el surrealismo se encontraba en su ocaso. Sin embargo, el universo temático que articula la exposición da muestra del legado europeo en su trabajo. Leyendas medievales, las teorías psicoanalíticas, el misticismo, situaciones y personajes oníricos, elementos tradicionales y populares de ese continente se reflejan en sus obras.

Las obras se agrupan en cuatro núcleos temáticos, sin ninguna cronología, a partir de la diversidad de aproximaciones al surrealismo que deriva en una suma de singularidades. El primero es “Escenografía y paisaje psíquico”, en el que se presenta la concepción espacial y su representación en las obras de estos artistas, como los espacios imposibles de la española Remedios Varo. El segundo, “Bestiario onírico”, relacionado con la construcción de sus personajes, en muchas ocasiones antropomorfos con rasgos de animales. El tercer eje temático es “Cotidiano extraño”, en éste se presentan una serie de trabajos que hicieron por encargo en los que persiste su influencia surrealista.  Finalmente, el último apartado es “Alquimia e introspección”, en el que se plantea la ambigüedad temática de los surrealistas por su interés científico y, al mismo tiempo, mágico.