Arte

La casa roja


Por Laura Aguilar / @laluflow

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pasado 17 de abril se conmemoró un año más de la muerte de Philip Webb, arquitecto inglés encargado de proyectar la Red House o Casa Roja, una de sus obras más reconocidas. Webb fue considerado uno de los precursores del movimiento Arts & Crafts, que proponía retomar el formato de producción artística de la Edad Media.

La Casa Roja fue el primer proyecto arquitectónico construido bajo el estandarte de esta escuela artística, el inmueble y el movimiento Arts & Crafts no hubieran sido posibles sin la intervención del pintor, poeta, escultor y artesano William Morris, un inglés polifacético preocupado por el modo de producción en serie que sugería la Revolución Industrial, al que no estaba dispuesto a seguir, por ello en 1850, propuso retomar modos clásicos para producir arte.

Bajo esta ideología en 1859 fue construida la Casa Roja en Bexleyheath al sureste de Londres, el diseño del edificio corrió a cargo de Morris, quien además de una vivienda buscaba crear un espacio donde los artistas del movimiento pudieran inspirarse y así crear maravillosas piezas de arte.

La construcción de la casa fue la manera de rendir homenaje y revalorar el trabajo artesanal. Ésta está hecha de ladrillos rojos sin revestimiento, que brindan calidez al edificio. En su interior predominan materiales naturales, como la madera, el vidrio y azulejos fabricados a mano, que logran un ambiente acogedor.

Uno de los aspectos que más preocupaba a Webb y a Morris era la funcionalidad de los espacios interiores, ya que uno de los objetivos era tener comodidad y libertad de movimiento dentro de la vivienda, es por eso que el diseño del recinto no obedece a ninguna corriente arquitectónica, pues según sus autores está totalmente adaptada a las necesidades de los ocupantes.

El jardín también fue parte fundamental de la casa, se buscó integrar de forma armoniosa los espacios naturales a la construcción, se dice que el diseño del jardín fue una idea temprana de las habitaciones exteriores, consistía en un huerto, un espacio donde se albergaban sólo hierbas comestibles y dos espacios más llenos distintos árboles frutales y flores, predominando los jazmines.

El mobiliario interior fue fabricado totalmente a mano por los mismos artesanos integrantes del movimiento. Se trata de piezas únicas que se encuentran construidas en una sola pieza, además dentro de la casa aún se pueden observar distintas obras de arte que incluyen pinturas, murales esculturas y algunos textiles de la época. La Casa Roja es una pieza artística impactante, pues la forma de su construcción y decoración logran un espacio único y armonioso, se dice que es el primer ejemplo de una vivienda modernista.

El movimiento Arts & Crafts ha sido influencia para muchas corrientes del diseño y por supuesto para la arquitectura, gracias al surgimiento de esta escuela, podemos disfrutar de grandes piezas como la Casa Roja.