Arte

La casa de la cervecera Heineken en Polanco


Toda marca tiene un estilo propio que no sólo plasma en sus productos, si no que los traslada hasta sus oficinas y en todos sus eventos.  La cervecera holandesa Heineken eligió una vieja casona en Polanco, catalogada como patrimonio histórico por el Instituto Nacional de Bellas Artes, para hacer presencia de marca desde México.

 

La construcción a cargo del arquitecto Antonio Rueda del despacho mexicano Art Arquitectos  fue galardonada por con el premio PRISMA Premio de Interiorismo Mexicano 2012 en la categoría mejor diseño de Oficina mayor de 150 m2.

 

Fachada

 

heinken-glocal.mx

 

Tratándose de  una casona protegida por el INBA, no fue modificada en su fachada, se conservaron los ornamentos clásicos. La herrería original de la barda se cubrió con cristal difuminada. Una marquesina cobriza se muestra al frente de la casa con cristales verdes de distintos tonos, con el nombre de la marca.

Sobre la marquesina se levanta un muro vegetal a base de hidroponía que emula una botella derramando espuma.

 

Verde de la marca

En el estacionamiento se colocó una velaría (cubierta ligera conformada por una superficie de lona cuyos extremos se sostienen con postes a tensión) para ganar espacio y realizar eventos.

Para entrar a la casona se pasa por una exclusa (paredes de madera con que se encajona un río para detener las aguas en un paraje) y cristales verdes. Hay un plafón suspendido de panel de aluminio rojo y marcos negros de panel de aluminio y tragaluces.

El vestíbulo de la casa tiene doble altura y una escalera curva que se forró en madera de roble al color natural y negro chocolate.

Al centro, al alzar la mirada, te encontrarás un candil formado por botellas de cerveza que caen a manera de lluvia, sobre una banca roja en forma de estrella.

 

axsoris.com

 

Los techos tienen plafones negros de panel de aluminio suspendidos con secciones perforadas que acogen y enmarcan los techos con sus cornisas originales.

El espacio tiene un área lounge de mesas altas, bancos y sillas, la pared es tipo celosía en cristales rojos con nichos para exhibir el producto.

Los pisos tienen un toque rústico ya que son de duela de roble natural al aceite.

 

Oficinas y sala de videoconferencia

En la planta alta se encuentran las oficinas y al subir lo primero que se ve es un mueble recepción diseñado con un panel iluminado hecho de corcholatas. En la sala de videoconferencias hay un plafón mampara suspendido en color negro donde se instalaron monitores, cámaras e iluminación.

Las paredes están cubiertas por un pizarrón de cristal verde iluminado y con aplicaciones gráficas de siluetas de botellas.

Las ventanas están vestidas de persianas enrollables de color negro que van de piso a techo sobrepasando las ventanas. Los privados y las áreas de trabajo poseen una alfombra amarilla y paredes blanco arena que emulan la espuma de la cerveza.

En el tercer nivel se encuentra la oficina del director ejecutivo, una terraza privada y un roof garden con muros vegetales curvos y con cristales.

 

lifex.hr

 

– Guadalupe García