Arte

Keret House es la casa más angosta del mundo


Por Rocío Figueroa / @Ro_Ruiz13

 

 

El espacio ideal para escribir generalmente se imagina como aquel que pueda ser tranquilo, callado y solitario. Etgar Keret (1967) escritor de origen israelí podrá disfrutar de un espacio similar al ideal debido a que su nueva casa cuenta con la cualidad de ser considerada como la vivienda más angosta del mundo, ya que tiene una amplitud máxima de 150 centímetros y mínima de 92 centímetros.

El narrador escribirá durante un mes dentro de la vivienda denominada Keret House, y una vez que termine su obra, la edificación se convertirá en un lugar de residencias artísticas por lo que podrá ser habitada por todo tipo de creadores, sin importar la disciplina que desarrollen. Keret Houset, es un inmueble que fue diseñado por el arquitecto Jakub Szczesny (Polonia, 1973)  debido al interés del escritor de pasar algún tiempo en la ciudad de Varsovia, lugar donde se conocieron sus padres. La vivienda tiene un gran significado para el escritor israelí, puesto que se encuentra ubicada en lo que alguna vez fue el histórico gueto de Varsovia durante la ocupación nazi, del que su madre logró escapar para salvar su vida.

La estructura está formada por perfiles de acero, tiene tres niveles y  fue erguida en el espacio que había entre dos edificios; el primer nivel cuenta con la sala, comedor, cocina, y el cuarto de baño al fondo. Subiendo unas escaleras a muro, se encuentra en el segundo nivel, donde se ubica un escritorio y una cama. El último piso es técnico, quedando el perfil de la vivienda encerrado en un triángulo rectángulo. La casa  tiene nueve metros de alto y diez metros de profundidad, además de que cuenta con abundante luz, ya que sus muros y techo son de láminas de policarbonato, lo que le proporciona una imagen clara, blanca y transparente y a la vez elimina los temores a un espacio pequeño.

Según Szczesny, la forma actual de la ciudad polaca es resultado de la dolorosa historia de la ciudad y de las decisiones urbanas posteriores. La guerra y la posguerra fueron experiencias que dieron como resultado la divisón temporal y aletoria del desarrollo de la construcción y urbanismo. A pesar de la incoherencia arquitectónica, Varsovia es una ciudad extraordinaria del caos creativo. La capital polaca está llena de soluciones inesperadas y lugares misteriosos creados por el antiguo tejido de la ciudad y el hecho de que no se une a la creciente estructura urbana contemporánea. El proceso produce grietas literales dentro del sistema urbano, que funcionan como espacios perdidos no productivos. A partir de esta premisa, el arquitecto polaco creó Keret House con la intención de llenar una grieta por medio de su estructura y espacio, así como su funcionalidad existente.