Música

Kanye West: One stop beyond


Kanye West y el estreno de su nuevo sencillo New Slaves.

Por Luli Serrano

Kanye West

 

Aunque la cita de one step beyond hace referencia a una pieza clásica de ska cortesía de Madness, esta cita puede servir perfectamente para ejemplificar el más reciente avance en la carrera de Kanye West. Megalómano empedernido para unos, fantoche para otros, genio en ciernes para algunos más, lo cierto es que el rapero sabe perfectamente hacia dónde dirige su ambición y el sentido que debería tener.

El 17 de mayo, Kanye estrenó una nueva canción, incluida en su nuevo disco (aún sin nombre ni fecha de lanzamiento). La pieza, llamada New Slaves, fue acompañada de una proyección en varios edificios alrededor del mundo que muestra a West cantando. En su sitio oficial puede encontrarse un mapa con las indicaciones de las proyecciones en distintas ciudades del orbe. La que acompaña este texto fue filmada en Williamsburg, NY.

Los rumores sobre la pieza no se han hecho esperar. Gracias a una extraña declaración de la madre del cantante Frank Ocean, se devela que el músico podría haber estado involucrado con West en la realización de la canción. Por otro lado, el sitio Recorder descubrió que New Slaves cuenta con un sampleo de la canción Gyöngyhajú làny del conjunto de rock húngaro Omega.

Tras contactar a János Kóbor, el líder del grupo, ha trascendido que el conjunto no fue contactado para autorizar dicho sampleo. Procesos legales aparte, New Slaves marca un hito no sólo en la carrera de West sino en la manera en que se suelen presentar las canciones hoy en día. Movimiento inédito hasta hoy, tampoco fue casualidad que se decidiera su estreno precisamente en la semana en que Daft Punk, los únicos con el peso mediático suficiente para “competir” con West y sus artilugios, presentaron su álbum en medio de una feria agropecuaria en Australia.

La competencia, velada o no, en este caso nos beneficia a todos. Impulsando romper los límites y barreras de los medios digitales y su impacto en el contexto cultural actual, Kanye se ha anotado un certero gol.

¿Qué sigue? Un camino en el que el único capaz de frenar o acelerar es él mismo.