Autorretrato

Perfil | Antonio Vega Macotela


Por GASTV

José Antonio Vega Macotela (México, 1980) es un artista joven que ha sorprendido por su vertiginoso ascenso en la escena del arte contemporáneo. Con su proyecto Time Divisa encumbró su nombre en ferias, museos, galerías y bienales. Si bien es cierto que Vega Macotela continúa desarrollando innumerables proyectos y mantiene una participación activa en el espectro artístico, esta entrevista no tiene como objetivo reseñar, reflexionar o pensar su trabajo anterior o actual, sino que apuesta por acercarse de manera sutil a su intimidad.

—¿Qué es lo primero que haces cuando despiertas?

Entro en estado de negación, despertar es difícil.

—¿Qué libro ha marcado tu vida personal y qué libro ha marcado tu trayectoria profesional? Cuéntanos por qué.

Pienso sobre el libro que me ha marcado en términos personales y no puede salir de mi cabeza la antología de poemas de Miguel Hernández, en especial El rayo que no cesa el primer poema que me aprendí. En términos profesionales creo que ha sido vital El tratado del saber vivir para el uso de las jóvenes generaciones, de Raoul Vaneighem,  porque marca un punto, mejor dicho una esperanza sobre la posibilidad de recuperar la vida , la voluntad y el sentido de las cosas en un mundo que nos condena al aburrimiento y el agotamiento.

¿Escuchas música cuando trabajas? De ser el caso, ¿qué escuchas?

Depende… The Smiths me ayudan a relajarme y pensar… Onda punketa como Dead Kennedys para trabajar cuando ando en llamas, últimamente lo norteño: Chalino rifa.

—¿Cuál es tu palabra favorita o  en todo caso la que repites más durante el día?

Gato.

—Viernes en la noche: ¿solo o acompañado?

Ermitaño un poco pero siempre deseando estar acompañado por quien quiero.

—Hablando de procesos creativos, ¿matutino o noctámbulo?

Noctámbulo.

Generalmente, ¿qué haces antes de dormir?

Divagar generalmente. La película nocturna aplica también.

—¿Qué piensas de las más recientes generaciones en el arte?

Me es difícil emitir un juicio, mi generación, creo, aún es joven, intentando liberarse de los noventa y buscando voz propia.

—¿Qué representa la fama en la escena del arte contemporáneo en tu experiencia?

No la conozco, pero me pregunto si el ciudadano que está fuera de este circuito reconocería a Gabriel Orozco o Francis Alÿs si los vieran en la calle. Creo que en esto la fama y el reconocimiento, a final de cuentas, se da en un territorio muy pequeño comparado con circuitos más grandes. Honestamente me cuesta trabajo decirlo porque no tengo esa experiencia.

En la actualidad, ¿qué significa ser artista?

¿Para quién? Mi idea del artista ideal es la del visionario, el chaman que une al mundo simbólico con el tangible.