Otras disciplinas

Holiday Colector


Para celebrar su 80 Aniversario, en la  colección “Holiday Colector”, LACOSTE ha otorgado a Peter Saville la total libertad de jugar con la icónica polo L.12.12.

– Fuente: ERRR Magazine

 

El Director de Arte Británico comenzó trabajando en la música. Entre 1979 y 1993, como Co-Fundador de  Factory Records, creó famosas portadas de cd´s para artistas como Joy Division y New Order. Durante ese mismo periodo, también colaboró creando los diseños de arte para Roxy Music, George Michael, Peter Gabriel yPulp, entre otros.Trabajó en el mundo de la moda a lado de Yohji Yamamoto, Martine Sitbon, Jil Sander, Christian Dior, Stella McCartney, Alexander McQueen y Givenchy. Fue nombrado Director Creativo de la Ciudad de Manchester en 2004, y en 2010 sorprendió a Inglaterra cuando rediseñó el kit de futbol del equipo nacional.

Con humor, inteligencia y creatividad, Saville triunfó en su misión de reinventar la clásica polo convirtiéndola en un “coleccionable contemporáneo”. En lugar de alterar la forma o color de ésta, decidió jugar con el cocodrilo.

 

019_LACOSTE_HOLIDAY_COLLECTOR_2013_-_Limited_Edition_80_logos

 

Conservó el blanco distintivo y el verde del logo, sólo alterando la forma de éste, llevándolo al límite y convirtiéndolo en un garabato, un trazo sin forma o una simple línea. “Me gusta la idea de retar la identidad de la marca” explica.

«  Cuando creamos arte, nos cuestionamos cosas, en cambio, el arte tradicional da respuestas. La cuestión es que el logo de LACOSTE está tan relacionado y adherido a la identidad de la marca, que aun cambiando su identidad, seguirá presente. Mi conclusión es que la identidad de LACOSTE es inmortal…. (cont.)

Dos colecciones estarán disponibles:

—La Colección Holiday Collector N° 8: Una polo para hombre y una polo para mujer. Ambas en blanco con 8 opciones de cocodrilos locos.

— La Edición Limitada: Una edición realmente limitada, ya que está compuesta de tan solo 80 polos para hombre y 80 polos para mujer; cada una con un logo total y completamente distinto. Cada pieza tiene un certificado de autenticidad numerado y firmado por Peter Saville. Sobra decir que ¡no habrá las suficientes!

 

 

— Versión extendida

http://youtu.be/mwcXB74USQ0

 

 

¿Cuál fue tu reacción cuando LACOSTE te pidió ser el diseñador de la serie N°8 de Holiday Collector?

— Estaba encantado. Pero también fue un gran reto, considerando que las colaboraciones pasadas fueron con grandes diseñadores (Tom Dixon, Michael Young, y los Hermanos Campana). Los estándares eran altos.

¿Cuál fue el punto de partida para la concepción de la idea?

— Quería experimentar con la cultura de hoy en día. Existe una gran obsesión por las marcas, una manía mundial. Tengo más de 50 años y nunca había visto algo parecido. La gente menciona las marcas en sus conversaciones cotidianas, se han vuelto parte de nuestro folklore. Todas las marcas son muy estrictas en cuanto al uso de sus logos, así que me intrigó iniciar este proceso trabajando con el cocodrilo de LACOSTE.


¿Qué hiciste con el logo de LACOSTE?

— Al experimentar con el logo de LACOSTE, quería retar al mundo de las marcas. El cocodrilo es un signo poderoso para identificar a LACOSTE, así que quise aprovechar esto, llevarlo al límite, al punto que el cocodrilo ya no fuera reconocible. Una mancha verde en una polo blanca ¡sigue siendo LACOSTE! El experimento es un éxito en términos de abstracción.

¿Cómo fue trabajar con LACOSTE?

— La casa LACOSTE me dio «carte blanche »
en todo momento. Al final del proceso, pensé que me iban a decir, “no hay manera que podamos hacer eso con el logo”. Pero eso no sucedió. De hecho existe una mezcla encantadora en la casa LACOSTE que reúne lo clásico y lo chic con lo humorístico. Y coraje también.

¿Qué método usaste?

—Seguí una dinámica muy similar al proceso que utilicé en mi serie titulada: “Waste Painting”. Involucra elementos digitales al azar, pixeles aventados por todos lados, y a partir de ahí, los trabajo. Es como destrozar un pedazo de papel, y tratar, o no, de pegar los pedazos de nuevo. Eso hice con el cocodrilo. Me gusta la idea de la suerte al azar y la anarquía.

Cuéntanos un poco sobre la edición limitada “Holiday Collector”

— Son 80 polos, todas distintas. Piezas únicas. Tener una polo LACOSTE que nadie más tiene, ¡debe ser genial! La polo misma se convierte en una obra de arte. Siempre ha sido importante para mí tratar de otorgar las cualidades de una pieza de arte única a productos de consumo masivo.

¿Alguna vez usaste una polo LACOSTE antes de trabajar con la marca?

— No, me considero más un hombre de “polo-neck”. Pero desde que trabajé con LACOSTE, me he dado cuenta de cuánta gente las usa. Lo que es impresionante es que a cualquier parte del mundo que vayas, alguien estará usando una polo LACOSTE. Admiro mucho a la marca ya que a pesar del clima económico, se atreve a tomar el riesgo de retar su reconocida identidad, permitiéndome experimentar con su logotipo. LACOSTE puede ser una casa clásica y chic, pero definitivamente no ha olvidado su lado cool.