Arte

Fotografía japonesa y libros: Eikoh Hosoe


Un día, sin previo aviso, Eikoh Hosoe vino y me transportó por la fuerza a un mundo extraño […] El mundo al que yo fui abducido bajo el hechizo de su lente era anómalo, retorcido, sarcástico, grotesco, salvaje y promiscuo…

fotografía japonesa

 

Fotógrafo y cineasta, Eikoh Hosoe nació hace 79 años en Yonezawa, Japón, y desde los 17 años comenzó a tomar fotografías. En 1960 creó el Laboratorio Jazz Film, proyecto artístico multidisciplinario, cuyo fin era la producción de obras altamente metafóricas y expresivas. En la década de los sesenta, Hosoe pasó a ser un referente para la fotografía japonesa de vanguardia y tuvo una enorme influencia en las generaciones más jóvenes.

Su trabajo con los libros comenzó de la mano del escritor, que le sirvió como modelo para crear una serie icónica de imágenes oscuras y de un intenso erotismo que exploraban el cuerpo masculino. Este conjunto de imágenes formó parte del libro Barakei, que le dio fama mundial.

 

Un “Prefacio para Eikoh Hosoe”, escrito por Mishima, abre este libro-objeto:

 Un día, sin previo aviso, Eikoh Hosoe vino y me transportó por la fuerza a un mundo extraño […] El mundo al que yo fui abducido bajo el hechizo de su lente era anómalo, retorcido, sarcástico, grotesco, salvaje y promiscuo… Sin embargo había una clara corriente subterránea de lirismo murmurando suavemente a través de sus conductos invisibles.

 

¿Sabías que…?

El término bara surgió en Japón precisamente a partir de la circulación de este libro, y se refiere a publicaciones de contenido homosexual masculino. La cultura japonesa posee una larga tradición de representación artística homosexual, encarnada principalmente en el arte danshoku-shunga.

En mayo de 2013, Eikoh Hosoe presenta en México  una edición especial de este libro emblemático como parte de una exposición en el Centro de la Imagen.