Agenda

Ai Weiwei: Never Sorry. Un artista tras las rejas


Ai Weiwei: Never Sorry es el primer largometraje sobre el artista y activista chino de renombre internacional, Ai Weiwei, quién en los últimos años ha captado la atención internacional tanto por su ambiciosa obra como por sus provocaciones políticas.

 

Esta es la historia de un disidente de la era digital que inspira a las audiencias globales y desdibuja los límites entre arte y política. Su retrato detallado ofrece una exploración sutil de la China contemporánea y una de las figuras públicas más convincentes del arte mundial.

Ai Weiwei podría ser simplemente un artista cotizadísimo en la floreciente nueva China. El estadio olímpico que diseñó para los Juegos de Pekín 2008, popularmente conocido como El Nido, o algunas instalaciones como sus construcciones a partir de sillas o esa enorme explanada con más de 100 millones de pipas de girasol de porcelana, serían suficiente para que mereciera un documental.

Su intenso activismo político y social, denunciando el inmovilismo del gobierno de su país con herramientas originalísimas, le ha dado sin embargo una dimensión extraordinaria que complementa su faceta creativa.

Durante dos años la cineasta Alison Klayman siguió a Ai Weiwei, presenciando en primera persona las represalias que sufrió por parte de las autoridades, desde vigilancia injustificada o desahucios a agresiones y privaciones de libertad.

 

 

 

Ai Weiwei en la Bienal de Venecia

El 3 de abril de 2011 dos hombres asaltaron al artista chino Ai Weiwei en el aeropuerto de Pekín y no se supo nada más de él. La reverberación que su desaparición alcanzó a escala internacional –incluyendo una enorme leyenda en la fachada de la Tate Modern de Londres que pedía su liberación, por poner solo un ejemplo– obligó al gobierno de la República Popular a pronunciarse. Weiwei había sido detenido por cometer “delitos económicos”, informó la agencia de noticas oficial Xinhua. Y así estuvo durante 89 días, recluido en algún lugar incógnito de la capital, hasta que salió en junio bajo fianza.

Weiwei, que ha calificado el episodio en varias ocasiones como “el peor momento de su vida”, no se ha cansado de denunciar desde entonces las detenciones ilegales y las torturas en las cárceles chinas. Las maquetas, que ya han llegado a la Zuecca Project Space en la isla Giudecca de Venecia, son su último modo de hacerlo y, con toda seguridad, el más elocuente de todos. Han sido reconstruidas de memoria, según el artista ha explicado escuetamente al diario The New York Times, con la ayuda de un equipo especializado en escultura en fibra de vidrio que ha estado trabajado durante meses en Pekín. No persiguen un propósito artístico elevado, al menos no si la política no lo es. Solo quiere “que la gente entienda claramente las condiciones” de su detención, dice el artista.

Las escenas, en las que además vemos a Weiwei duchándose, siendo interrogado y sentado en el váter, se podrán contemplar durante la inminente Bienal de Venecia, aunque no forman parte de la agenda oficial. Se expondrán en la antigua iglesia renacentista de la sala aisladas de su hermosura –y de todo, en realidad– por las pesadísimas cajas de hierro en las que han sido transportadas desde china sin que Weiwei, por cierto, haya querido explicar cómo.

 

Coqueteando con la música

S.A.C.R.E.D., que así se titula la colección, acompaña de esta manera el lanzamiento la semana pasada del primer disco de Weiwei –La Divina Comedia, por aquello de pasear por el infierno– y de su primer single, Dumbass. El tema –heavy metal compuesto por Zuoxiao Zuzzou, también disidente, con letras y voz a cargo de Weiwei– habla de su detención en 2011 y nace acompañado de un videoclip firmado por Christopher Doyle y protagonizado por el propio artista conceptual.

El vídeo, de tono satírico y con escenas muy explícitas, narra las condiciones de la detención de Weiwei en unas instalaciones paramilitares pekinesas en 2011.

 

 

El Fanzine presenta su noche de #FanCine con Ai Weiwei: Never Sorry. Gana tus entradas a través de nuestro Twitter @GAS_TV.

 

Print