Arte

Error de pensamiento


Por Pamela Ballesteros / @apoteosis_ 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

El trabajo del artista mexicano Alexis Mata, mejor conocido en el mundo del street art como Ciler, inició principalmente con el grafiti adoptando posteriormente una diversidad de técnicas, lo que le ha permitido experimentar con la fotografía, el collage, la pintura, el stencil, la ilustración y el sticker a gran formato. A lo largo de su trayectoria a logrado una afortunada fusión entre todos estos formatos, elemento que caracteriza su trabajo.

Lejos de tener la intención de trasgredir con su obra el espacio público, Ciler percibe sus intervenciones más bien como decoraciones en los muros de la ciudad, muchas de las cuales ya han sido borradas o han sufrido el desgaste propio del tiempo. Ciler ha plasmado, a través de ellas, su perspectiva de la realidad y lo ha conseguido a con el uso de referentes multitemáticos, entre los que prevalece la constante preocupación por el ser humano, su contexto, sus estados de ánimo, la mortalidad y el miedo. Su trabajo oscila entre lo abstracto, la reflexión de sentimientos y el aspecto social. Muestra de ello es su serie de trabajos Tengo miedo de morir y Pensamientos vagos.

El trabajo que Ciler realizó durante el año 2013 se presenta hasta el 30 de abril en la galería FIFTY24 MX bajo el nombre Error de pensamiento. Se trata de una exposición que reúne una serie de imágenes cotidianas alteradas por el artista y éstas se complementan con una intervención que produjo ex profeso para el muro exterior de la galería en la colonia Roma y lo convirtió en otra de sus esporádicas intervenciones callejeras.

El tema de esta muestra es la distorsión del ruido, y cómo éste es capaz de modificar nuestra manera automática de pensar y nuestra percepción cotidiana de las cosas. Ciler destaca en sus piezas lo efímero y arbitrario y simultáneamente pone el acento en la idea de que todo lo que conocemos puede llegar a desaparecer.

En palabras del artista:

“Existe una falta de claridad en el mundo que invita a sentirse a disgusto con él. Hay cosas iguales por todas partes, una sistematización de estructuras previamente construidas, prefabricadas, hechas en serie, que obligan a jugar con la idea de romper con la lógica. La ruptura del sujeto es un acto íntimo que altera el discurso masivo, lo distorsiona, desmantelando los paradigmas estéticos, psicológicos, religiosos. Es posible romper la forma del mundo, impedir que permanezca inalterado y estático.

Todo es una representación provisional, inicialmente definida en cierto sentido, pero ese sentido es susceptible de ser desviado en cualquier momento. Todas las cosas pierden en importancia y significado, y han sido hechas para ser destruidas mañana, disueltas.”

Con esta muestra Ciler invita a explotar la inconformidad del mundo y a romper con la lógica de lo prefabricado y estético.