Entrevista

Entrevista | PARQUE Galería: Ana María Sánchez Sordo y Homero Fernández Pedroza


Por Itzel Alonso / @aikossss | Agosto, 2015

Del 18 al 20 de septiembre tendrá lugar Gallery Weekend México, una gran muestra con más de 32 exhibiciones en 26 galerías y espacios independientes en la ciudad de México. Se trata de un fin de semana en el que la capital mexicana se convierte en un espacio vibrante para descubrir nuevas propuestas de arte contemporáneo.

Una de los espacios que se inaugurarán en este fin de semana es PARQUE Galería, donde se mostrará el trabajo de Camel Collective (Carla Herrera-Prats y Anthony Graves), Livia Corona Benjamin, Didier Faustino, Andrea Geyer, Yoshua Okón y Allen Ruppersberg.

Platicamos con Ana María Sánchez Sordo y Homero Fernández Pedroza, socios de PARQUE Galería, un nuevo espacio que se suma a la escena del arte contemporáneo en la ciudad de México.

Dentro del mercado del arte contemporáneo ¿por qué apostar por un formato de galería? En este sentido, ¿qué caracteriza a PARQUE Galería?

Homero: Inicialmente, significa un reto porque siempre será difícil entrar al mercado del arte; no obstante, creemos que si se abre un espacio nuevo, es bueno para todos. Es “levantar la vara” y al mismo tiempo elevar la oferta para los coleccionistas. Y también para no dejar fuera a ciertos artistas, pues algo que nos impulsó a conformar la galería fue que Yoshua Okón, —a pesar de su trayectoria— no tenía ninguna representación en México. Creemos que el mercado del arte está cambiando, está creciendo y es a lo que le estamos apostando.

Ana: Y por otro lado, estamos muy interesados en trabajar dentro del mercado institucional. A través de la trayectoria de nuestros artistas —ya que sus proyectos son muy grandes en general— nos gustaría establecer una relación más directa a nivel institucional, exponer en museos y colecciones ya posicionadas.

La identidad de PARQUE Galería está relacionada directamente con los artistas que trabajamos. Homero y yo nos conocimos hace algunos años, y después de ver que teníamos las mismas inquietudes y los mismos gustos, empezamos a pensar en el proyecto. Entonces decidimos que estábamos muy interesados en trabajar con artistas que su obra tuviera que ver con una descripción y crítica social y política del contexto contemporáneo. Entonces creo que eso nos identifica como espacio, que tenemos muy claro que queremos trabajar con proyectos de arte político y social. De ahí también viene la idea del nombre —parque— pensando en la connotación militar de la palabra, ese espacio en el que se resguardan las armas y municiones durante la guerra.

Y a pesar de ser una galería comercial, sí tenemos muy claro que queremos que sea un espacio vivo. Vamos a tener distintos proyectos a lo largo de todo el año, no sólo las exposiciones. Generaremos mesas de discusión, proyecciones, performance, fanzines y muchas actividades más.

H: La idea es formar una galería expandida y tomar las exposiciones como una base de inicio. A mí me interesa mucho viajar o entrar a un museo y salir pensando en que aprendí algo. Y es algo en lo que pienso desde que entré al mundo del arte y esperamos poder lograrlo en PARQUE Galería.

¿Qué propuesta existe, tanto para los coleccionistas de arte, como para el público en general?

H: Creo que aquí pueden encontrar la parte de la crítica social que normalmente no se estudia dentro del arte, es decir, una obra más responsable que es importante hoy día empezar a buscar.

A: A partir de la selección de artistas se puede tener un acercamiento distinto a lo que existe dentro del arte político y la crítica social, pues cada uno de nuestros artistas aborda diferentes perspectivas del tema. Por ejemplo, Yoshua Okón hace de alguna manera una descripción del imaginario de las estructuras capitalistas. Andrea Geyer trabaja arte de género, pero todos tienen acercamientos muy particulares que nos parecen interesantes y que de alguna manera no se habían visto en nuestro país. Tenemos una línea de artistas tanto nacionales como internacionales, que, por otro lado, tienen una larga trayectoria.

¿Cuál consideran que es la condición actual del mercado del arte contemporáneo en México?

A: Creo que el mercado internacional se posiciona bien desde hace algunas décadas. Hay, anualmente, muchas ferias de arte internacionales y cada año se abren nuevas en todos lados. Pensando en el mercado latinoamericano, es interesante conocer cómo se generan nuevas ferias. Como ARTBO en Bogotá, que comienza a tener un repunte interesante y SP-Arte en Sao Paulo. Por otro lado, proyectos como el Gallery Weekend nos dan una opción local distinta a lo que es Zona Maco, pues se trata de visitar las galerías como espacio único y no llevar las piezas a otro lugar.

H: Y ha crecido mucho, no olvidemos que el mercado del arte también es el mercado menos regulado del mundo y de los que más han crecido. Entonces considero que hay que buscar espacios para todos y generar oportunidades para artistas poco explorados.

A: Además, no sólo pensando en el mercado, creo que México siempre ha sido un referente del arte contemporáneo latinoamericano y del arte moderno. Creo que la ubicación geográfica que tiene el país es muy relevante para su estatus dentro del contexto contemporáneo. La relación que hay con Estados Unidos es privilegiada; sin embargo, creo que hoy hay capitales latinoamericanas más fuertes en Sudamérica.

¿Por qué elegir a Allen Ruppersberg, Livia Corona, Didier Faustino, Andrea Geyer, Yoshua Okón y Camel Collective para la exposición inaugural? ¿Qué lecturas iniciales proponen al público?

A: La selección de los artistas para nosotros es una nueva lectura de ciertos tipos de acercamientos al arte. Por mencionar algunos, Yoshua es una de las piezas angulares dentro de la escena contemporánea, Allen Rupersberg —Premio 2011 Oliver Fellow for Visual Art— es de los artistas más importantes dentro de la escena de los setenta en Los Ángeles, pero dentro de la industria nadie se ha acercado de manera directa con ellos, por eso para nosotros fue muy importante que conformaran parte de la primera exposición.

H: Y justo en esa parte, el diálogo entre Yoshua y Allen resulta muy interesante, porque a pesar de ser de diferentes generaciones y contextos, convergen muy bien.

¿Cuál es la propuesta curatorial para esta exposición inaugural?

A: En realidad no hay una propuesta para la exposición. Para nosotros, simplemente, es una carta de presentación. Deseamos presentar el trabajo de todos nuestros artistas y decir: “Esto es lo que somos”. Por otro lado, todos los creativos van a presentar obra nueva, a excepción de Allen, pero de alguna manera sí hay una relación directa en todas las piezas. Desde el principio queríamos que nuestros artistas estuvieran relacionados unos con los otros.

¿Podrían contarme un poco más sobre la pieza que presentará Yoshua Okón?

A: Yoshua va a presentar una pieza que se llama Chille, la segunda edición de una instalación. Esta pieza la realizó en Chile y es la utopía de la procesión fúnebre de Augusto Pinochet. Para nosotros fue muy importante presentar este proyecto, ya que Yoshua es más reconocido por su trabajo en video que por su escultura, y es lo que vamos a presentar en la muestra inaugural.

La exposición inaugural de PARQUE Galería será el 18 de septiembre en el marco de Gallery Weekend México.